Contexto sobre Dinamarca

Dinamarca (en danés: Danmark, pronunciado /ˈtænmɑk/ ( escuchar); lit. «la tierra o marca de los daneses») es uno de los veintisiete Estados soberanos que forman la Unión Europea. Está situado en el norte de Europa. Es el más meridional de los países nórdicos y también el de menor extensión. Oficialmente, el Reino de Dinamarca (en danés: Kongeriget Danmark, Danmarks Rige) es una comunidad integrada por tres partes autónomas, la propia Dinamarca y sus dos territorios de ultramar o territorios dependientes, Groenlandia y las Islas Feroe. Su capital y ciudad más poblada es Copenhague, que se encuentra en la isla de Selandia.

Dinamarca forma parte de Escandinavia y tiene dos fronteras terrestres: Una con Alemania y la otra con Canadá, en la isla Hans. Además, desde 1999 está unida con Suecia por c...Leer más

Dinamarca (en danés: Danmark, pronunciado /ˈtænmɑk/ ( escuchar); lit. «la tierra o marca de los daneses») es uno de los veintisiete Estados soberanos que forman la Unión Europea. Está situado en el norte de Europa. Es el más meridional de los países nórdicos y también el de menor extensión. Oficialmente, el Reino de Dinamarca (en danés: Kongeriget Danmark, Danmarks Rige) es una comunidad integrada por tres partes autónomas, la propia Dinamarca y sus dos territorios de ultramar o territorios dependientes, Groenlandia y las Islas Feroe. Su capital y ciudad más poblada es Copenhague, que se encuentra en la isla de Selandia.

Dinamarca forma parte de Escandinavia y tiene dos fronteras terrestres: Una con Alemania y la otra con Canadá, en la isla Hans. Además, desde 1999 está unida con Suecia por carretera y ferrocarril, a través del puente de Øresund. El territorio danés está compuesto por la península de Jutlandia (Jylland) y por 407 islas de las cuales 79 están habitadas (2009).[11]​ Dinamarca cuenta con 7 314 km de costas[3]​ y está totalmente rodeada por el mar del Norte y el mar Báltico, a excepción de Jutlandia, que la une al continente europeo. Las principales islas danesas son Selandia (Sjælland), Fionia (Fyn), Vendsyssel-Thy, Lolland y Bornholm cerca de la costa de Polonia, la más alejada del archipiélago danés. Esta posición ha dado a Dinamarca, históricamente, el control sobre el acceso al mar Báltico.

Desde 1849, año en que se abolió la monarquía absoluta que había regido el país desde 1660, se convirtió en monarquía parlamentaria. En términos de permanencia, la familia real danesa puede considerarse como una de las más antiguas del mundo, al haber existido durante al menos un milenio. Dinamarca forma parte de la Unión Europea, aunque no usa el euro. Cuando el país se adhirió a la CEE en 1973, lo hizo sin las islas Feroe, mientras que Groenlandia optó por separarse de la CEE en 1985. También se convirtió en un miembro fundador de la OTAN en 1949, terminando con la tradicional política de neutralidad que había mantenido hasta entonces.

Por su naturaleza pobre en recursos geológicos, Dinamarca centró su economía en la actividad agrícola, gracias a sus granjas, a la explotación de bombas y a la industria naval. En el último siglo, los daneses han impulsado la industrialización de su país y han favorecido el establecimiento de un modelo de Estado de bienestar, garantizando el acceso a servicios públicos desde la firma del acuerdo de Kanslergade en 1933 y desarrollando una economía mixta altamente desarrollada.

Dinamarca destaca como los países escandinavos por tener una ingeniería avanzada, inviernos fríos, muy forestado y de baja densidad de población; nombrado el país menos corrupto del mundo (2010), con alto crecimiento económico desde 1987 y, según estudios, el país donde los habitantes son más felices y uno de los mejores del mundo para vivir.[12]

Mas sobre Dinamarca

Información básica
  • Divisa Corona danesa
  • Nombre nativo Danmark
  • código de llamada +45
  • dominio de Internet .dk
  • Mains voltage 230V/50Hz
  • Democracy index 9.15
Population, Area & Driving side
  • Población 5822863
  • Área 42925
  • Lado de conducción right
Historial
  • Época vikinga y Edad Media
     
    El barco de Ladby, el barco funerario vikingo más grande hallado en Dinamarca.

    En la etapa de los pueblos germánicos (50 a. C.-789 d. C.), aproximadamente en el año 200, se separó el idioma protonórdico del idioma protogermánico, aunque se cree que las diferencias son mínimas. Durante la época vikinga (789-1100 d. C.) nace el idioma nórdico antiguo como evolución del protonórdico. Los dialectos de este idioma se van a convertir en los idiomas nórdicos actuales: sueco, noruego, danés e islandés.

    Dinamarca fue unificada por Harald Blåtand alrededor del año 965. En el siglo XI los vikingos daneses y noruegos atacaron en la mayor parte de Europa Occidental, llegando a controlar parte de Inglaterra, y fundando otros Estados, como el Ducado de Normandía. Además, los vikingos daneses hicieron numerosas expediciones al mar Mediterráneo. En sus primeras expediciones, pasaron por el norte y este de la península ibérica, haciendo incursiones en estos territorios. Se sabe que causaban gran terror, bajas y pérdidas económicas a los recientes Estados cristianos del norte de la Península.

    ...Leer más
    Época vikinga y Edad Media
     
    El barco de Ladby, el barco funerario vikingo más grande hallado en Dinamarca.

    En la etapa de los pueblos germánicos (50 a. C.-789 d. C.), aproximadamente en el año 200, se separó el idioma protonórdico del idioma protogermánico, aunque se cree que las diferencias son mínimas. Durante la época vikinga (789-1100 d. C.) nace el idioma nórdico antiguo como evolución del protonórdico. Los dialectos de este idioma se van a convertir en los idiomas nórdicos actuales: sueco, noruego, danés e islandés.

    Dinamarca fue unificada por Harald Blåtand alrededor del año 965. En el siglo XI los vikingos daneses y noruegos atacaron en la mayor parte de Europa Occidental, llegando a controlar parte de Inglaterra, y fundando otros Estados, como el Ducado de Normandía. Además, los vikingos daneses hicieron numerosas expediciones al mar Mediterráneo. En sus primeras expediciones, pasaron por el norte y este de la península ibérica, haciendo incursiones en estos territorios. Se sabe que causaban gran terror, bajas y pérdidas económicas a los recientes Estados cristianos del norte de la Península.

    Por otro lado, se sabe que los vikingos quemaron Sevilla (año 844) hasta sus cimientos, lo cual no agradó en absoluto al emir de Córdoba, que reorganizó una sólida defensa contra las incursiones vikingas, por lo que estos perdieron su interés por al-Ándalus y fueron a saquear reinos más débiles en el Mediterráneo. Crearon el Reino de Sicilia. Además, se sabe que intentaron saquear Roma y llevar la cabeza del papa a Dinamarca. Sin embargo, los conocimientos geográficos de los vikingos dejaban bastante que desear. Navegaron hasta una ciudad al norte de Italia llamada "Luna" y al ver sus torres de iglesias doradas y estar cansados después de haber navegado durante un año, no se pararon a reflexionar sobre si aquella ciudad realmente era Roma. La saquearon y la cabeza que más tarde colgaría en algún lugar de Dinamarca fue la del obispo de Luna.

     
    La bandera de Dinamarca, «Dannebrog», cae del cielo durante la batalla de Lyndanisse el 15 de junio de 1219. Cuadro de Christian August Lorentzen (1809).

    Llegaron incluso hasta Constantinopla, capital del Imperio bizantino, sitiándola (de ahí que en danés exista un sinónimo para denominar a la actual Estambul: "Miklagård" = "Granja grande, patio grande"). El emperador bizantino quedó tan impresionado de la fuerza vikinga que, tras la derrota de estos, pidió un regimiento de mercenarios vikingos para que fueran su guardia personal (Guardia varega), aunque ésta la formaran en su mayoría vikingos suecos. La era vikinga termina alrededor del año 1100, cuando acaban las incursiones vikingas. Muchos historiadores coinciden en que el fin de la era vikinga fue en la batalla de Stamford Bridge en 1066. A causa de la gran influencia vikinga en Gran Bretaña, el idioma inglés actual tiene ciertas palabras parecidas al danés, sueco y noruego ya que todos estos son dialectos del nórdico antiguo. De hecho, si se juntaran en la actualidad un danés, un noruego y un sueco hablando cada uno en su respectivo idioma (de manera pausada) lograrían mantener una conversación relativamente fluida, ayudándose los unos a los otros.[1]

    Posteriormente, Dinamarca ha controlado durante siglos Noruega e Islandia, y ocasionalmente, Suecia (Unión de Kalmar), parte de las islas Vírgenes, parte de la costa del Báltico y lo que ahora es el norte de Alemania. Estonia fue conquistada por parte de una cruzada danesa para evangelizar los territorios estonios paganos, liderada por Valdemar II el Vencedor y el arzobispo Anders Sunesen, además de otro arzobispo influyente de la época, Absalon (fundador de la ciudad de Copenhague), vencieron en la batalla de Lyndanisse, cerca de Tallin, en 1219. Según el mito, la bandera danesa "Dannebrog" (La Gran Cruz Nórdica blanca simboliza el cristianismo de Dinamarca limpio, puro; sobre fondo rojo que simboliza la sangre de los enemigos de Dinamarca) cayó del cielo para que los daneses ganaran la batalla. Los territorios estonios fueron vendidos en 1346 por parte del rey danés Cristóbal II, a la Orden Teutónica por 19,000 marcos de plata, con la oposición papal.

    Edad Moderna y Contemporánea
     
    El Tratado de Roskilde (1658), firmado entre Suecia y el Reino de Dinamarca y Noruega, supuso para los daneses la pérdida de sus posesiones en la península escandinava (las zonas marcadas en tonos verdes claros).

    Como consecuencia de las Guerras Napoleónicas la unión con Noruega fue disuelta en 1814 y Noruega fue unida a Suecia (hasta 1905) con excepción de las islas Feroe y Groenlandia, dominio que continúa en la actualidad, ambas en régimen de autonomía, Islandia y en el Caribe las islas Vírgenes. Sin embargo, Groenlandia votó en noviembre de 1918, en un referéndum popular, por su independencia de Dinamarca, decisión que debe ser confirmada por el parlamento danés.

     
    La Asamblea Nacional Constituyente (Den Grundlovgivende Rigsforsamling) nombrada por el rey Federico VII y que discutió la adopción de la Constitución de Dinamarca en 1849. Cuadro de Constantin Hansen.
     
    Soldados daneses el día de la invasión alemana (9 de abril de 1940). Para evitar un inútil derramamiento de sangre, el gobierno danés se rindió casi inmediatamente. La campaña alemana contra Dinamarca fue la más breve de la historia militar. La ocupación alemana de Dinamarca duró toda la guerra.

    Después de la Guerra de los Ducados en 1864 Dinamarca fue forzada a ceder Schleswig-Holstein a Prusia, en una derrota que dejó hondas marcas en la identidad nacional danesa, por lo que el país adoptó una política de neutralidad, que mantuvo durante la Primera Guerra Mundial.

    La invasión de Dinamarca por Alemania fue ejecutada el 9 de abril de 1940, cuando los alemanes cruzaron la frontera danesa violando su neutralidad. La operación se realizó con gran velocidad por parte de un gran ejército que penetró ocho puntos, fuertes contingentes de paracaidistas y comandos por el mar. La resistencia fue escasísima, produciéndose solo 15 muertos y 30 heridos. Para evitar un inútil derramamiento de sangre, el gobierno danés se rindió, y como recompensa se les respetó su autonomía y se permitió la huida de la comunidad judía de Dinamarca.

    Tras una primera etapa de tranquilidad, la ocupación alemana se volvió hostil cuando los daneses empezaron a ejecutar labores de sabotaje en el verano de 1942. El rey, que no había huido como otros monarcas, se convirtió en un símbolo de independencia y unidad de los daneses, con sus constantes desplantes a los representantes de la ocupación. Al final de la guerra, ya había un fuerte movimiento de resistencia, potenciado y armado por los aliados. Aun así fue uno de los pocos territorios que finalizaron la guerra ocupados por las tropas alemanas. El 5 de mayo de 1945 llegaron las vanguardias británicas de Montgomery.

    Tras la guerra, Dinamarca se convirtió en miembro de la OTAN, y en 1973 miembro de la Comunidad Económica Europea, que años después se transformó en la Unión Europea.

    Durante siglos los castillos daneses se han mantenido como residencias y bases de poder para las casas reales, la nobleza y una pequeña élite. Al mismo tiempo, han servido de santuarios para grandes artistas daneses, a los que se les ha invitado a residir en este agradable ambiente propicio para el trabajo de artistas tan conocidos como el escritor Hans Christian Andersen y el compositor Carl Nielsen, que eran asiduos huéspedes en estos castillos y mansiones daneses.

    Moberg, J. et al., «Conditional Entropy Measures Intelligibility among Related Languages.» Proceedings of the 17th Meeting of Computational Linguistics in the Netherlands, cap. 4, pp. 51-66. (Ensayo sobre la mutua inteligibilidad de los idiomas escandinavos).
    Leer menos

Libro de frases

Hola
Hej
Mundo
Verden
Hola Mundo
Hej Verden
Gracias
tak skal du have
Adiós
Farvel
Ja
No
Ingen
¿Cómo estás?
Hvordan har du det?
Bien, gracias
Fint tak
¿Cuánto cuesta?
Hvor meget bliver det?
Cero
Nul
Una
En

¿Dónde puedes dormir cerca? Dinamarca ?

Booking.com
489.154 visitas en total, 9.196 Puntos de interés, 404 Destinos, 60 visitas hoy.