Cristianismo

brionv - CC BY-SA 2.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Martin Lang - CC BY 2.0 Monika Towiańska - CC BY-SA 4.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Jean-Pol GRANDMONT - CC BY 4.0 Bradley Weber - CC BY 2.0 Roger - CC BY-SA 1.0 Emilio Rubio Villanueva - CC BY-SA 4.0 Kwasura - CC BY-SA 3.0 Motorsportvereniging Mike the Bike, Weert - CC BY-SA 3.0 Maurizio Moro5153 - CC BY-SA 4.0 Didier B (Sam67fr) - CC BY-SA 2.5 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Colores Mari from Bogotá, Colombia - CC BY-SA 2.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Pedro Lastra peterlaster - CC0 Wolfgang Staudt - CC BY 2.0 rob Stoeltje from loenen, netherlands - CC BY 2.0 Nheyob - CC BY-SA 3.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Colores Mari from Bogotá, Colombia - CC BY-SA 2.0 Commonists - CC BY-SA 4.0 Commonists - CC BY-SA 4.0 xiquinhosilva from Cacau - CC BY 2.0 José Luiz - CC BY-SA 4.0 Megginede - CC BY-SA 4.0 sanil - CC0 Dpedreroroson - CC BY-SA 4.0 Jl FilpoC - CC BY 3.0 Rabax63 - CC BY-SA 4.0 Maurizio Moro5153 - CC BY-SA 4.0 Rabax63 - CC BY-SA 4.0 Colores Mari from Bogotá, Colombia - CC BY-SA 2.0 User:Nepenthes - CC BY-SA 3.0 Snowdog - Public domain Colores Mari from Bogotá, Colombia - CC BY-SA 2.0 sanil - CC0 Roger - CC BY-SA 1.0 - Public domain Maurizio Moro5153 - CC BY-SA 4.0 Juan Carlos Santamaria - CC BY-SA 3.0 es Commonists - CC BY-SA 4.0 John Samuel - CC BY-SA 4.0 sanil - CC0 Starlight - Public domain Original uploader was Fotogian at it.wikipedia - CC BY-SA 3.0 Stefano Suozzo - CC BY-SA 3.0 Eric Pouhier - CC BY-SA 2.5 Ramón - CC BY-SA 2.0 SBA73 from Sabadell, Catalunya - CC BY-SA 2.0 Maurizio Moro5153 - CC BY-SA 4.0 Dicklyon - CC BY-SA 4.0 Monika Towiańska - CC BY-SA 4.0 No images

Contexto sobre Cristianismo

El cristianismo (del latín christianismus, y este del griego χριστιανισμός)[2]​ es una religión abrahámica monoteísta basada en la vida y enseñanzas de Jesús de Nazaret. Es la religión más extensa del mundo con un número estimado de 2400 millones de seguidores, siendo el catolicismo la confesión cristiana con más fieles (1378 millones).[3][1][4][5][6][7]

...Leer más

El cristianismo (del latín christianismus, y este del griego χριστιανισμός)[2]​ es una religión abrahámica monoteísta basada en la vida y enseñanzas de Jesús de Nazaret. Es la religión más extensa del mundo con un número estimado de 2400 millones de seguidores, siendo el catolicismo la confesión cristiana con más fieles (1378 millones).[3][1][4][5][6][7]

Es una religión diversa tanto cultural como doctrinalmente. Sus principales ramas son el catolicismo, el protestantismo y la ortodoxia. Sus adherentes, llamados cristianos, comparten la creencia de que Jesús de Nazaret es el Hijo de Dios y el Mesías (en griego, Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento y que sufrió, fue crucificado, descendió al infierno y resucitó de entre los muertos para la salvación de la humanidad.

Surgió del judaísmo[8][9][10]​ a mediados del siglo I d. C.[11][12]​ en la provincia romana de Judea. En sus primeras décadas, el cristianismo era considerado por algunos como una doctrina sectaria de las tradiciones judías ortodoxas.[13]​ Los primeros líderes de las comunidades cristianas fueron los apóstoles y sus sucesores los padres apostólicos. Este cristianismo primitivo se extendió, pese a ser una religión minoritaria y perseguida, por Judea, Siria, Europa, Anatolia, Mesopotamia, Transcaucasia, Egipto y Etiopía. Durante estos primeros siglos, los Padres de la Iglesia gradualmente consolidaron las doctrinas del cristianismo y elaboraron el canon del Nuevo Testamento.[14]

Algunos de los escritos sagrados cristianos son compartidos con el judaísmo. El Tanaj constituye, junto con la Biblia griega —más antigua que el Tanaj en su forma actual—, la base y la fuente para el Antiguo Testamento de las diferentes biblias cristianas. Por este motivo, el cristianismo es considerado una religión abrahámica, junto con el judaísmo y con el islam.

En el año 301, el reino de Armenia, bajo el reinado de Tiridates III, se convirtió en el primer estado en oficializar el cristianismo.[15]​ En el año 311, se decretó el Edicto de Tolerancia de Nicomedia, que da fin a la persecución contra los cristianos en el Imperio romano. Dos años después, en el año 313, los emperadores Licinio y Constantino I reconocieron la libertad de cultos y legalizaron el cristianismo mediante el Edicto de Milán; luego de lo cual se formuló el credo niceno. En el año 380, el emperador Teodosio I convirtió al cristianismo en la religión oficial del Imperio romano,[16][17][18]​ convirtiendo al Imperio en un estado confesional y teocrático. Desde entonces, el cristianismo ha sido, en sus diferentes ramas, la religión dominante en el continente europeo y ha influido de manera significativa en la cultura occidental y en muchas otras.

La Iglesia de los primeros concilios ecuménicos se conoce frecuentemente como la «Gran Iglesia», porque la Iglesia católica, la Iglesia ortodoxa y las Iglesias ortodoxas orientales estaban en plena comunión.[19]​ Debido a disputas cristológicas, la Iglesia del Oriente se separó luego del Concilio de Éfeso (431) y las Iglesias ortodoxas orientales se separaron tras el Concilio de Calcedonia (451). La Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa se separaron en el "gran cisma" de 1054, en parte por diferencias acerca de la autoridad del papa de Roma. El protestantismo, aunque es en realidad un conjunto de denominaciones, aparece por primera vez durante la Reforma protestante del siglo XVI, por lo que percibían como importantes desviaciones teológicas y eclesiológicas de la Iglesia católica.[20]​ Como respuesta a la Reforma protestante, la Iglesia católica celebró el Concilio de Trento (1545-1563) e impulsó la Contrarreforma. Con el descubrimiento de América y la expansión europea el cristianismo se extendió por América y otras partes del mundo.

Mas sobre Cristianismo

Historial
  • Durante siglos la historia del cristianismo ha estado ligada a la historia social de Europa occidental (y de varias otras culturas y regiones). En resumen, podemos notar la expansión inicial del cristianismo a través de la cuenca del Mediterráneo, su legalización bajo Constantino I el Grande (siglo IV) y el establecimiento como religión oficial del Imperio romano bajo Teodosio I el Grande; el desarrollo de antiguas comunidades minoritarias en Persia, India y China; la conversión de varios reinos europeos; el Gran Cisma donde se separó el cristianismo ortodoxo de oriente del catolicismo (fechado convencionalmente en 1054); la pérdida del norte de África y el Medio Oriente a manos del islam; la Reforma Protestante con la publicación por Martín Lutero de sus 95 tesis en 1517; la expansión del cristianismo en las Américas, Oceanía, Filipinas y Corea del Sur; la división del protestantismo en denominaciones, destacando últimamente el rápido crecimiento del pentecostalismo y los evangélicos; y los debates modernos de la ciencia, criticismo bíblico y el feminismo.

    Para ver las contribuciones del cristianismo a la humanidad y a la cultura mundial, véanse los artículos sobre filosofía cristiana, arte cristiano, literatura cristiana, música cristiana y arquitectura cristiana.

    Origen y difusión

    El cristianismo tiene su origen histórico en el judaísmo del Segundo Templo de comienzos de la era actual. Si bien Jesús de Nazaret se autoidentificó siempre como un judío devoto, en su doctrina y sus enseñanzas, él mismo se identificó como el camino al Padre Celestial:[1]

    ...Leer más

    Durante siglos la historia del cristianismo ha estado ligada a la historia social de Europa occidental (y de varias otras culturas y regiones). En resumen, podemos notar la expansión inicial del cristianismo a través de la cuenca del Mediterráneo, su legalización bajo Constantino I el Grande (siglo IV) y el establecimiento como religión oficial del Imperio romano bajo Teodosio I el Grande; el desarrollo de antiguas comunidades minoritarias en Persia, India y China; la conversión de varios reinos europeos; el Gran Cisma donde se separó el cristianismo ortodoxo de oriente del catolicismo (fechado convencionalmente en 1054); la pérdida del norte de África y el Medio Oriente a manos del islam; la Reforma Protestante con la publicación por Martín Lutero de sus 95 tesis en 1517; la expansión del cristianismo en las Américas, Oceanía, Filipinas y Corea del Sur; la división del protestantismo en denominaciones, destacando últimamente el rápido crecimiento del pentecostalismo y los evangélicos; y los debates modernos de la ciencia, criticismo bíblico y el feminismo.

    Para ver las contribuciones del cristianismo a la humanidad y a la cultura mundial, véanse los artículos sobre filosofía cristiana, arte cristiano, literatura cristiana, música cristiana y arquitectura cristiana.

    Origen y difusión

    El cristianismo tiene su origen histórico en el judaísmo del Segundo Templo de comienzos de la era actual. Si bien Jesús de Nazaret se autoidentificó siempre como un judío devoto, en su doctrina y sus enseñanzas, él mismo se identificó como el camino al Padre Celestial:[1]

    Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.
    S. Juan 14:6 RVR1960

    En los evangelios hay amplia evidencia de que Jesucristo aseguró ser el único camino a Dios, lo cual sería enseñado así mismo por sus primeros seguidores, incluyendo a los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso.[2][3]

    La tradición cristiana sitúa la pasión, muerte y resurrección de Cristo en el año 33; no obstante, algunos estudios del siglo XX no toman ese año como fecha incontrovertible para la muerte de Jesús de Nazaret. Hay quienes, al indagar en las fechas, sugieren que pudo haber un desfase de 4 a 8 años entre el inicio del cómputo de la era cristiana y la fecha precisa del nacimiento de Jesús de Nazaret.[4]​ En adición a esto, no hay clara certeza ni consenso entre estos autores de que este haya muerto a la edad de 33 años, tal como algunos textos bíblicos parecen mostrar.[Nota 1]

    No se conoce con precisión el número de seguidores que pudo alcanzar el cristianismo en vida de Jesús de Nazaret, ni cuántos seguían dentro de la comunidad cristiana por él fundada tras su muerte, ajusticiado por las autoridades seculares. Pocos años después de su muerte, Pablo de Tarso, un judío que —en el decir de los Hechos de los Apóstoles— poseía la ciudadanía romana, tuvo un papel destacado predicando y poniendo en contacto a diversos grupos cristianos del Oriente Próximo.[6]​ El carácter misionero de Pablo de Tarso y otras figuras del cristianismo primitivo influyó de forma decisiva en toda la historia posterior del cristianismo.[7]

    Al final del siglo I, ya se habían constituido las cuatro corrientes básicas del cristianismo primitivo que terminaron por integrar el canon bíblico, y que podrían esquematizarse escriturísticamente en: (1) el cristianismo paulino, integrado por el corpus de cartas escritas por Pablo de Tarso y su escuela;[8]​ (2) el judeocristianismo, representado por los escritos derivados de las posturas de Santiago el Justo y de Simón Pedro; (3) el complejo cristianismo sinóptico (que abarca desde el judeocristianismo del Evangelio de Mateo hasta el pagano-cristianismo del Evangelio de Lucas y de los Hechos de los Apóstoles), y (4) el cristianismo joánico.[9]

     
     
     
    Algunas personalidades del cristianismo primitivo: a la izquierda, Simón Pedro y Pablo de Tarso, figuras excluyentes de los llamados judeocristianismo y cristianismo paulino (representados artísticamente por El Greco); en el centro, Juan el Evangelista, quien encarnó el llamado cristianismo joánico (representado artísticamente por Guido Reni); a la derecha, Marcos el Evangelista y Lucas el Evangelista, a quienes se atribuye tradicionalmente la integración escriturística del complejo cristianismo sinóptico (representados artísticamente por Mathias Stomer).

    La tarea de estos primeros cristianos llevó a la formación de comunidades cristianas en numerosos lugares del Imperio romano, especialmente en su parte oriental. El sociólogo Rodney Stark, quien estudió diversas fuentes históricas para su libro El auge del cristianismo, concluyó que hacia el año 300 d. C., el cristianismo estaba difundido tanto entre las clases populares como en un número de personas ricas e influyentes de la sociedad romana, y se aventuró a situar la cifra de cristianos entre el 10 y el 25 % de la población del imperio.[10]​ Con el edicto de tolerancia del emperador Constantino I el Grande, el cristianismo se convirtió en religión legal y progresivamente en la religión favorecida por el estado. Sin embargo no fue hasta el Edicto de Tesalónica, promulgado por el emperador Teodosio, que el cristianismo se convierte en la religión oficial. En las ciudades el número de cristianos siempre había sido mayor, y hacia el siglo V la población no cristiana del imperio se concentraba masivamente en zonas rurales (pagi), por lo que la religión olímpica acabó llamándose paganismo por ser importante solo en esas zonas.[10]

    Una vez convertida en religión mayoritaria del imperio, el cristianismo se expandió a toda Europa. Los pueblos germánicos se fueron cristianizando progresivamente entre los siglos IV y IX. Cirilo y Metodio predicaron a los eslavos en el siglo X. El cristianismo había llegado a las islas británicas en el siglo V, cuando Patricio de Irlanda estaba activo en la región. A partir del siglo VII las potencias cristianas de Europa rivalizaron con las potencias islámicas. En el sur y centro de Europa, con la excepción de las zonas bajo administración musulmana, el cristianismo fue la principal religión desde antes del siglo IX hasta la actualidad. La expansión al norte de Europa y Europa oriental fue más tardía, pero también en esas regiones desde hace siglos el cristianismo ha sido históricamente la religión mayoritaria. Con la expansión europea en América hubo un esfuerzo deliberado por imponer ya sea pacíficamente, ya sea mediante el uso de la fuerza, el cristianismo a las poblaciones de origen americano. Desde el siglo XVI los portugueses hicieron esfuerzos también por llevar el cristianismo a ciertas áreas de África y Asia, que estaban bajo su dominio. El auge del colonialismo europeo en África, Asia y Oceanía aumentó el número de cristianos en todo el mundo.

     
     
    A la izquierda, mapa que muestra la expansión del cristianismo en Europa, Oriente Medio y norte de África hacia los años 325 (azul) y 600 (celeste) de la era común. A la derecha, mapa que señala en violeta los países en los que la mayoría de la población profesa el cristianismo en la actualidad.[11]

    Según un estudio de 2005, habría en el mundo más de 2100 millones de cristianos,[12]​ o cerca de un tercio de la población mundial, siendo la religión con más seguidores del mundo. Otro estudio, publicado en 2011, habla de 2180 millones de cristianos en el mundo.[13]

    Auguste Nicolás (1851), Estudios filosóficos sobre el cristianismo", 2a ed., Madrid, Universdidad Complutense, pág 542 Mateo 11:27; Lucas 10:22; 12:8-9, Juan 3:36; Hechos 4:12; Romanos 10:1-2, 2 Tesalonicenses 1:8-9; 1 Timoteo 2:5; Hebreos 10:26-27 William A. Dembski, Michael R. Licona; (2010), "Evidence for God: 50 Arguments for Faith from the Bible, History, Philosophy ans Science", pág 190 ASIMOV, Isaac; Asimov's Guide to the Bible; páginas 922-934; Random House Value Publishing, Inc.; EUA, 1981; ISBN 0-517-34582-X. ASIMOV, Isaac; Asimov's Guide to the Bible; Páginas 982-984; Random House Value Publishing, Inc.; EUA, 1981; ISBN 0-517-34582-X. Bornkamm, Günther (2002). Pablo de Tarso. Barcelona: Ediciones Sígueme. p. 89. ISBN 84-301-0775-4. «Pablo pasa por ser precisamente el apóstol de las naciones. De ningún otro misionero del cristianismo primitivo ha llegado hasta nosotros que apuntase tan lejos y que se propusiese llevar el evangelio hasta los confines del mundo entonces conocido. »  Brown, Raymond E. (2002). Introducción al Nuevo Testamento. II. Cartas y otros escritos. Madrid: Editorial Trotta. p. 557. ISBN 84-8164-539-7.  En referencia a Pablo de Tarso, Brown expresó: «Esta amplitud (de su influencia), junto con la profundidad de su pensamiento y la pasión de su compromiso, han supuesto que — desde que sus cartas llegaron a ser parte del Nuevo Testamento — no haya habido cristiano al que no haya afectado lo que este personaje ha escrito. Ya conozcan bien o mal a Pablo, todos los cristianos son hijos de él en la fe a través de lo que se les ha enseñado sobre la doctrina y la piedad.» Vidal García, Senén (2007). Pablo. De Tarso a Roma. Santander: Editorial Sal terrae. p. 208. ISBN 978-84-293-1716-9. «Podemos suponer, pues, que después de la muerte de Pablo fueron surgiendo pequeñas colecciones de sus cartas en algunas comunidades. Del sucesivo intercambio de dicha cartas surgió una colección ecuménica para todas las comunidades paulinas, probablemente hacia el final del siglo I. Varios testimonios de ese tiempo, finales del siglo I y comienzos del siglo II (I Clemente, Ignacio de Antioquía, 2 Pedro 3:15-16), muestran la existencia entonces de una colección de cartas paulinas ».  Theissen, Gerd (2002). La religión de los primeros cristianos. Salamanca: Ediciones Sígueme. pp. 300-309. ISBN 84-301-1465-3. «[…] cuatro corrientes básicas en el cristianismo primitivo […] ».  a b Stark, Rodney (1996). The Rise of Christianity: A Sociologist Reconsiders History (en inglés). Princeton: Princeton University Press. ISBN 978-0-691-02749-4.  The Pew Research Center (18 de diciembre de 2012). «Global Religious Landscape - Religious Composition by Country, in Percentages». The Pew Research Center's Religion and Public Life Project. Washington D.C. Archivado desde el original el 16 de noviembre de 2013. Consultado el 5 de abril de 2014.  Adherents.com, Religiones por adherentes Archivado el 22 de abril de 2011 en Wayback Machine. «El cristianismo es la religión más difundida en el mundo, con 2.180 millones, La Razón, 22 de diciembre de 2011.». Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2011. Consultado el 23 de diciembre de 2011. 


    Error en la cita: Existen etiquetas <ref> para un grupo llamado «Nota», pero no se encontró la etiqueta <references group="Nota"/> correspondiente.

    Leer menos

¿Dónde puedes dormir cerca? Cristianismo ?

Booking.com
533.773 visitas en total, 9.233 Puntos de interés, 405 Destinos, 4.842 visitas hoy.