Kolómenskoye

Коломенское

( Kolómenskoye )

Kolómenskoe o Kolómenskoye (en ruso, Коло́менское), situada en la elevada orilla derecha del río Moscova, es la antigua residencia suburbana de los grandes duques y zares de Rusia. Sus torres y torretas, iglesias y aposentos se divisan desde lejos. Hoy día es un museo nacional al ser un monumento de la arquitectura rusa de los siglos XVI-XVII. La iglesia de la Ascensión de Kolómenskoye fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1994[1]

 
Vista de la iglesia de la Ascensión de Kolómenskoye

La primera mención de Kolómenskoe aparece en el testamento del príncipe moscovita Iván I de Rusia (Iván Kalitá) y data de 1336 y 1339. Según la leyenda, el poblado Kolómenskoe fue fundado a fines de 1230, aquí se había asentado la población huida de la invasión tártara de Batú (1237–1238). Kolómenskoe siempre «se consideraba de soberanos», es decir pertenecía a los príncipes, después a los grandes príncipes y por fin a los zares y emperadores.

En 1530, cuando nace Iván —el futuro Iván el Terrible— el hijo de Basilio III de Moscú, se establece la sucesión hereditaria. En honor del nacimiento del heredero del trono ruso se ponen los cimientos de la iglesia de la Ascensión. Y se crea una verdadera joya arquitectónica del siglo XVI, cuya forma piramidal transmite a la iglesia una elegancia exquisita. La iglesia de la Ascensión sirvió de modelo para todas las construcciones con techumbre piramidal en Rusia (en ese caso el templo está rematado por un tejado alto en forma de tienda poligonal).

Durante muchos años, Kolómenskoe fue una residencia suburbana de los zares, donde pasaban el verano. Aquí en muchas ocasiones permanecía Pedro I, descansaba Catalina II y sus nietos.

El primer palacio de madera donde residió el zar Alejo I (Alekséi Mijáilovich) quedó desmontado. Algún tiempo después en este solar fue edificado el segundo palacio para Catalina II que posteriormente fue derrumbado. No obstante, el paso del tiempo y los cambios sociales llegaron a destruir todo.

En la época de los Románov (dinastía Románov) se fueron construyendo varias dependencias: la Torre del Agua (1640), el almacén de víveres, las Cámaras de coronel, la cocina y otras instalaciones. Todos los monumentos conservados (la lista incluye más de 20) son testigos venerables de los tiempos pasados.

Fotografías por:
A.Savin - CC BY-SA 3.0
Statistics: Position (field_position)
1591
Statistics: Rank (field_order)
852

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
286743591Haz clic/toca esta secuencia: 6871

Google street view