Monestir de Montserrat

( Monasterio de Montserrat )

El monasterio de Santa María de Montserrat (en catalán: monestir de Santa Maria de Montserrat) es una abadía benedictina situada en la montaña de Montserrat, perteneciente a la comarca del Bages, provincia de Barcelona, España. A una altura de 720 metros sobre el nivel del mar. Administrativamente pertenece al municipio de Monistrol de Montserrat, aunque algunos de sus terrenos colindantes entran en el término de Collbató. Es un símbolo para Cataluña y España. Se ha convertido en un punto de peregrinaje para creyentes y de visita obligada para los turistas.

Dentro de las diferentes acciones que se desarrollan en Montserrat destaca la escolanía, que es uno de los coros de niños cantores más antiguos de Europa.

El santuario de Montserrat, junto con los santuarios de Torreciudad (Huesca), El Pilar (Zaragoza), Meritxell (Andorra) y Lourdes (Francia) conforman la Ruta mariana, itinerario guiado por la espiritualidad y devoción mariana, poseedo...Leer más

El monasterio de Santa María de Montserrat (en catalán: monestir de Santa Maria de Montserrat) es una abadía benedictina situada en la montaña de Montserrat, perteneciente a la comarca del Bages, provincia de Barcelona, España. A una altura de 720 metros sobre el nivel del mar. Administrativamente pertenece al municipio de Monistrol de Montserrat, aunque algunos de sus terrenos colindantes entran en el término de Collbató. Es un símbolo para Cataluña y España. Se ha convertido en un punto de peregrinaje para creyentes y de visita obligada para los turistas.

Dentro de las diferentes acciones que se desarrollan en Montserrat destaca la escolanía, que es uno de los coros de niños cantores más antiguos de Europa.

El santuario de Montserrat, junto con los santuarios de Torreciudad (Huesca), El Pilar (Zaragoza), Meritxell (Andorra) y Lourdes (Francia) conforman la Ruta mariana, itinerario guiado por la espiritualidad y devoción mariana, poseedor de una gran riqueza patrimonial, gastronómica y natural.

 Vista desde la roca de San Jaime

La leyenda sitúa el hallazgo de la imagen de la Virgen de Montserrat hacia el año 880.[1]​ Entonces comenzó el culto a la Moreneta, que se materializó en cuatro primeras ermitas en el siglo IX: Santa María, San Acisclo, San Pedro y San Martín. Sin embargo, el origen del monasterio es incierto: se sabe que, alrededor de 1011, un monje procedente del monasterio de Santa María de Ripoll llegó a la montaña para encargarse del monasterio de Santa Cecilia, quedando así el cenobio bajo las órdenes del abad Oliba de Ripoll. Santa Cecilia no aceptó esta nueva situación, por lo que Oliba decidió fundar el monasterio de Santa María en el lugar donde se encontraba una antigua ermita del mismo nombre (1025). A partir del 1082, Santa María pasó a tener abad propio y dejó de depender del abad de Ripoll. Esta ermita se había convertido en la más importante de todas las que existían en la montaña gracias a la imagen de la Virgen que en ella se veneraba desde el 880. Alrededor de estos hechos se concibió la leyenda del ermitaño Juan Garín, que inspiró el poema épico culto El Monserrate, de Cristóbal de Virués, y otras obras literarias y artísticas.

El monasterio pronto se convirtió en santuario; este hecho llevó consigo un aumento de los donativos y las limosnas recibidas, y permitió un crecimiento constante tanto del recinto religioso como de la influencia en el territorio. Entre los siglos XII y XIII se construyó la iglesia románica, y de esa época procede la talla de la Virgen que se venera actualmente. A finales del siglo XII, el abad regente solicitó que se permitiera ampliar la comunidad de monjes a 12, mínimo requerido para que se considerara abadía. El siguiente siglo fue el del inicio de la lucha de Montserrat para conseguir su independencia del monasterio de Ripoll. Esta independencia no llegó hasta el 10 de marzo de 1410 y fue concedida por el papa Benedicto XIII. En 1476 se construyó el claustro gótico.[2]

En 1493 el rey Fernando el Católico envió al monasterio 14 monjes procedentes de Valladolid y Montserrat pasó a depender de la congregación de esta ciudad castellana. Durante los siglos siguientes se sucedieron los abades tanto de la Corona de Aragón como de otras zonas de España. Ese mismo año de 1493, el fraile mínimo Bernat Boïl, antes ermitaño de Montserrat, acompañó a Cristóbal Colón en uno de sus viajes a América, lo que propició la expansión del culto a la virgen de Montserrat en ese continente, hecho plasmado en el nombre dado a una de las islas Antillas: Montserrat. En 1592 fue consagrada la actual iglesia.

El siglo XIX fue especialmente trágico para Montserrat: a primeros de siglo fue incendiado dos veces por las tropas napoleónicas, en 1811 y en 1812. El monasterio fue saqueado e incendiado, y se perdieron muchos de sus tesoros. A mediados de siglo, en 1835, la abadía sufrió la exclaustración debido a la desamortización de Mendizábal. La exclaustración duró poco, y en 1844 se restableció la vida en el monasterio. La congregación de Valladolid había desaparecido, por lo que Montserrat se convirtió de nuevo en independiente. El monasterio entero tuvo que ser restaurado, puesto que incendios, saqueos y exclaustraciones dejaron en pie poco más que las paredes. En 1880 se celebró el milenario de Montserrat, y el 11 de septiembre de 1881, coincidiendo con la fiesta regional de Cataluña o Diada, el papa León XIII proclamó a la Virgen de Montserrat patrona de Cataluña, señalando el 27 de abril como fecha de conmemoración propia. Da fe de ello el bajorrelieve y la inscripción situados en la fachada principal de la iglesia.

Durante la guerra civil española el monasterio volvió a ser cerrado y pasó a depender de la Generalidad de Cataluña, presidida por Lluís Companys. Entre hermanos y sacerdotes, un total de 23 religiosos de la Abadía fueron martirizados en los tres años que duró la persecución religiosa. En 1940, tras el final de la contienda, recibió la visita de Heinrich Himmler, jerarca nazi y líder de las SS. En 1947 se celebró la ceremonia de entronización de la Virgen. En 1958 se consagró el altar mayor de la basílica, y en 1968 se finalizó la nueva fachada del monasterio.

En los últimos años de la dictadura franquista el monasterio se convirtió en un símbolo catalanista, y se produjeron numerosos actos en contra del régimen, destacando el encierro en 1970 de 300 intelectuales en reivindicación de los derechos humanos y en protesta por el proceso de Burgos.[3]​ En la democracia, Montserrat ha seguido siendo el epicentro de la religiosidad catalana. En 1982 el papa Juan Pablo II visitó Montserrat.

A finales del siglo XX y principios del XXI el monasterio atravesó un periodo de crisis interna, con la destitución de dos de sus abades (Cassià Just y Sebastià Bardolet) en un intervalo de apenas once años. Se publicó la existencia de enfrentamientos internos entre los monjes, motivados sobre todo por comportamientos autoritarios y por conductas homosexuales en el monasterio —incluso la posible existencia de un lobby gay—.[4]​ Por las mismas fechas trascendieron diversos casos de abuso sexual a menores cometidos por religiosos desde los años 60, de entre los que sobresalen los cometidos por el monje Andreu Soler (fallecido en 2008), calificado como «depredador sexual» y que habría actuado con impunidad dentro de la institución durante casi tres décadas, según una comisión independiente que investigó los hechos y que confirmó que doce menores fueron agredidos sexualmente por Soler.[5][6]

Desde finales del siglo XIX el monasterio de Santa María de Montserrat experimentó un crecimiento ininterrumpido hasta los años 50 del siglo XX en que llegó a contar con 150 religiosos, aunque desde entonces se ha dado un continuado descenso de vocaciones;[7]​ a su vez, contiene una de las mejores bibliotecas de España. La comunidad actual está formada por unos 42 monjes (a fecha de 2020).[7]​ Además, en el monasterio residen los niños que componen la Escolanía de Montserrat, considerada la escuela de canto de más antigüedad de Occidente, ya que fue fundada en el siglo XIII.

Molas i Rifà, 1998, p. 12. Molas i Rifà, 1998, p. 13. Molas i Rifà, 1998, p. 14. Francesc Valls (29 de octubre de 2000). «Crisis en el monasterio de Montserrat». elpais.com.  Jesús García Bueno/Oriol Güell (6 de septiembre de 2019). «El monje de Montserrat Andreu Soler fue un “depredador sexual y un pederasta” impune durante años». elpais.com.  Oriol Trillas (15 de julio de 2021). «Una nueva denuncia por abusos sexuales sacude la abadía de Montserrat». elmundo.es.  a b Oriol Trillas (5 de julio de 2020). «La abadía de Montserrat, etnia y pederastia: ¿por qué pierde vocaciones?». elmundo.es. 
Fotografías por:
Mikipons - CC BY-SA 3.0 es
Statistics: Position
3502
Statistics: Rank
32672

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Seguridad
798216354Haz clic/toca esta secuencia: 1976
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Google street view

¿Dónde puedes dormir cerca? Monasterio de Montserrat ?

Booking.com
542.365 visitas en total, 9.237 Puntos de interés, 405 Destinos, 115 visitas hoy.