Johannesburgo

Johannesburgo

Johannesburgo (en afrikáans e inglés: Johannesburg, en zulú: IGoli, 'lugar de oro'[2]​) es la capital de la provincia de Gauteng, también es la capital industrial de Sudáfrica y la ciudad más poblada, la más rica de dicho país y la cuarta economía más grande del África austral. Coloquialmente los sudafricanos le llaman Joburg, Jozi,[3]​ o JHB. Así mismo, es considerada el principal centro económico y financiero del país.

Esta ciudad es una de las 40 áreas metropolitanas más grandes del mundo[4]​ y una de las únicas tres de África oficialmente denominadas "ciudad global" (clasificada como una ciudad de clase mundial); las otras dos son El Cairo y Ciudad del Cabo.Leer más

Johannesburgo (en afrikáans e inglés: Johannesburg, en zulú: IGoli, 'lugar de oro'[2]​) es la capital de la provincia de Gauteng, también es la capital industrial de Sudáfrica y la ciudad más poblada, la más rica de dicho país y la cuarta economía más grande del África austral. Coloquialmente los sudafricanos le llaman Joburg, Jozi,[3]​ o JHB. Así mismo, es considerada el principal centro económico y financiero del país.

Esta ciudad es una de las 40 áreas metropolitanas más grandes del mundo[4]​ y una de las únicas tres de África oficialmente denominadas "ciudad global" (clasificada como una ciudad de clase mundial); las otras dos son El Cairo y Ciudad del Cabo.[5]

Erróneamente, se la considera como la capital de Sudáfrica (este país posee tres ciudades capitales oficiales, de las cuales Johannesburgo no forma parte). Sin embargo, allí se ubica la Corte Constitucional, la corte de mayor rango de todo Sudáfrica.

En Johannesburgo existe comercio a gran escala de oro y diamantes, debido a su ubicación privilegiada en el área de las colinas de Witwatersrand muy ricas en minerales.

Johannesburgo recibe visitantes por medio del Aeropuerto Internacional O.R. Tambo, el más grande y con mayor circulación en África y puerta aérea al resto del sur de África.

Es una de las pocas grandes ciudades del mundo que ni están en la costa, ni poseen un río importante o canal que la comunique con el mar (al igual que Madrid o Berlín). Las modificaciones realizadas en las fronteras municipales, llevadas al efecto en el año 2000, hicieron que la población sobrepasase los 3 millones (5,61 millones en 2013).

La población del área metropolitana (que incluye los otros municipios del Gauteng excepto Pretoria) se estima actualmente en unos 9 millones de habitantes. Eso la colocaría como la cuarta ciudad más poblada de África.

Fue fundada en 1886 tras el descubrimiento de oro en Witwatersrand y, al cabo de una década, pasó a ser una ciudad con más de 100 000 habitantes. El lugar suele llamarse en zulú como eGoli, la tierra del oro, aunque las minas cercanas ya se han agotado.

El área alrededor de Johannesburgo está habitado desde hace millones de años. Las Cuevas de Sterkfontein al noroeste son la cuna del esqueleto más completo de un homínido con 3.3 millones de años de antigüedad, así como cerca de 700 ejemplares de una especie estrechamente relacionada, el Australopithecus africanus, entre otras la Señora Ples, que tiene entre 2.8 y 2.3 millones de años.

Se cree que la región de Johannesburgo fue habitada por el pueblo nómada Bushmen hace unos 100 000 años. Los Bushmen habrían vivido en esa área hasta que el pueblo de lengua Bantú migró a ese lugar cerca del año 1 060 a.d. C. El pueblo Bantú pertenecía a la Edad del Hierro y domesticaron animales, cultivaron la tierra, trabajaron los metales, hicieron cerámica y vivieron en aldeas organizadas.

La región permaneció habitada por ambos pueblos. Cuando llegaron los europeos, un pequeño grupo de bóeres comenzó a establecer granjas, pero no hubo grandes asentamientos europeos hasta la década de 1880, en que se descubrió oro en esa región, gatillando la fiebre del oro.

Inicialmente, se descubrió oro un poco al este de la ubicación actual de la ciudad, en Barberton. Las estimaciones rápidamente llevaron a la conclusión de que había yacimientos más ricos en Witwatersrand.

El pueblo en sus comienzos era como cualquier asentamiento promisorio, pero cuando se corrió la voz de la existencia de oro, la gente acudió en gran número a esta área desde muchas otras regiones del país, así como de Norte América, el Reino Unido y el resto de Europa. A medida que el valor del control de las tierras aumentó, se produjeron tensiones entre los bóeres, que fundaron el pueblo y en cuyo país (la República de Sudáfrica -ZAR-)se ubicaba Johannesburgo durante el Siglo XIX, y los británicos, culminando en la Segunda Guerra Anglo-Bóer. Los bóeres perdieron la guerra y el control del área fue cedido a los británicos.

Cuando se declaró la Unión de Sudáfrica el año 1910, se allanó el camino para una estructura más organizada de la minería. Más tarde, el gobierno sudafricano instituyó un severo sistema racial, en que negros e indios tenían una gran carga tributaria, fueron excluidos de los trabajos profesionales y en consecuencia, forzados a trabajar en trabajos nómadas en los cultivos que abastecían las minas de oro.

El gobierno sudafricano instituyó un sistema de mudanzas forzadas, moviendo a la población de ascendencia no europea a áreas específicas. Este sistema creó el extenso barrio de chabolas de Soweto (Pueblos del suroeste), una de las zonas donde se obligó a los negros a vivir durante el apartheid. Nelson Mandela pasó muchos años viviendo en Soweto y su casa de Soweto en Orlando actualmente es una gran atracción turística.

La violencia a gran escala estalló en 1976 cuando los Estudiantes del Consejo Representativo de Soweto organizaron protestas en contra del uso de la lengua afrikáans como idioma primario de instrucción, que era considerada como la lengua de los opresores, en las escuelas para la población de color. La policía disparó a una marcha de estudiantes y 1000 personas murieron los doce meses siguientes al protestar contra el sistema de apartheid. Una de las víctimas más famosas de la masacre, Hector Pieterson, es recordada con un gran museo dedicado a su memoria en Soweto.

Las regulaciones del apartheid se abandonaron en febrero de 1990 y desde las elecciones de 1994, Johannesburgo ha estado libre de leyes discriminatorias. Los pueblos para la gente de color han sido integrados al sistema de gobierno municipal y en algunas partes los suburbios se han convertido en barrios multirraciales. Sin embargo, ha habido una migración a gran escala del comercio y oficinas desde el Distrito de Negocios Central y los suburbios del sur, en favor de los suburbios del norte. Esto fue estimulado por un aumento en la tasa de criminalidad, una congestión de tráfico muy seria y el transporte público inadecuado, así como un marco tributario favorable para terratenientes en los suburbios del norte, creado antes de la integración de la ciudad. Actualmente, el Consejo Metropolitano de Johannesburgo está implementando un proyecto para revivir el centro de la ciudad, que lleve a muchas empresas a mover sus centros de negocios de vuelta a esa área.

Fotografías por:
Statistics: Position (field_position)
2052
Statistics: Rank (field_order)
609

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
983567421Haz clic/toca esta secuencia: 6368

Google street view