Parque nacional Kruger

El Parque nacional Kruger es la reserva de animales más importante del Sur de África, con 18 989 km², extendiéndose 350 km de norte a sur y 60 km de este a oeste.

Al oeste y al sur del parque nacional Kruger hay dos provincias sudafricanas: Mpumalanga y Limpopo. Al norte está Zimbabue y al este se encuentra Mozambique.

Ahora es parte del Parque transfronterizo del Gran Limpopo, un parque de la paz que vincula al parque nacional Kruger con el parque nacional Gonarezhou en Zimbabue y al parque nacional Limpopo en Mozambique.

Los cañones del parque Kruger han sido nombrados Reserva de la Biosfera por la Unesco.

Características

En esta área se ha encontrado evidencia de humanos primitivos que datan de 1,5 millones de años a. C. El pueblo Bushmen también residió en el área hace unos 100 000 años a. C. En el año 200, el primer pueblo de lengua nguni, en busca de mejores terrenos para su ganado, migró hacia el sur, asentándose en el área y desplazando a los Bushmen.

Hacia el año 800, los árabes llegaron en busca de esclavos, usando los puertos de Mozambique. También surgió una civilización en las regiones al norte del parque. Construyeron la Ciudadela de Piedra Thulamela que fue ocupada entre 1250 y 1700. También extrajeron mineral de hierro de más de 200 minas, convirtiéndolo en hierro para trueque.

El primer europeo que exploró el área fue el holandés François de Cuiper, que lideró la expedición de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales desde la Colonia del Cabo en 1725. Sin embargo, los expedicionarios fueron atacados por los locales cerca de Gomondwane.

Alrededor del año 1838, durante el Gran Trek, los Voortrekkers Louis Trichardt y Hans van Rensburg exploraron Lowveld.

En 1845, Giovanni Albasini, un italiano de 18 años de edad, se convirtió en el primer europeo en asentarse en el área. Se quedó varado en Mozambique y se dirigió al oeste, donde construyó una casa y abrió una tienda cerca de lo que hoy es Pretoriuskop. Casi al mismo tiempo, se establecieron rutas de carretas a través del Lowveld que unían la República de Transvaal a la Bahía Delagoa (Maputo).

En septiembre de 1873 se descubrió oro por primera vez en Pilgrim's Rest y luego en el año 1881 en Barberton. Los buscafortunas se precipitaron a Lowveld, la perspectiva de encontrar oro desvaneció todos los miedos a leones, cocodrilos y a la enfermedad de la malaria. Este hecho provocó una dramática declinación de la vida animal en la región, debido a la caza y comercio de sus cuernos y pieles.

Coto de Caza

En 1896, el virus Rinderpest azotó a la mayor parte de la fauna salvaje y al ganado de la región. Con el objetivo de preservar a los animales de caza para futuros cazadores, el Volksraad de Transvaal votó a favor de un pequeño gobierno del coto de caza. Los fondos para el Coto de Caza Sabie fueron asignados el año 1898, pero estalló la guerra. Después de la Segunda Guerra Bóer, el Mayor (más tarde Tte. coronel) James Stevenson-Hamilton fue nombrado el primer guardián en 1902 y pocos meses después, se agregó el área desde el río Sabi hasta el río de los Olifants.

El área que está mucho más al norte, ganó la protección en 1903 pasando a ser el Coto de Caza Singwitsi. Esa zona incluyó la Esquina de Crook, una pequeña lengua de tierra triangular entre los ríos Luvuvhu y Limpopo, donde se encuentran las fronteras de Mozambique, Sudáfrica y Zimbabue.

En la década de 1900, esta área era un refugio seguro para los pistoleros, cazadores furtivos, fugitivos y cualquiera que buscase esquivar la ley. Era un salto fácil para cruzar cuando la policía de cualquier país andaba cerca. Existe una gran placa conmemorativa del legendario cazador de marfil Cecil Barnard (Bvekenya), que se escondió en una isla en medio del Limpopo para evitar ser rastreado por la policía montada en la década de 1920. Irónicamente, Barnard más tarde se convirtió en un policía montado. Una estación de policía fue construida en ese lugar con posterioridad.

Como resultado de cerca de un siglo de caza desenfrenada, virtualmente ya no había animales en las reservas y con la reputación de la malaria de Lowveld como la tumba del hombre blanco, Stevenson-Hamilton alejó a todos los habitantes de las reservas. Además, él y sus asistentes comenzaron a disparar a los depredadores para aumentar las manadas de antílopes.

Parque nacional

Stevenson-Hamilton tuvo éxito en el uso de dicho sistema para detener la llegada masiva de turistas. Por el año 1916 una comisión gubernamental fue nombrada para estimar el futuro de las reservas. En 1926, como un acto de reconciliación, la administración británica redenominó las reservas como Paul Kruger y declaró que sería el primer parque nacional de Sudáfrica.

En 1927, el parque abrió al público, cobrando una entrada de £1. Sólo un puñado de vehículos visitaron el parque ese año, pero para 1935 alrededor de 26 000 personas traspasaron la entrada. En la actualidad, el número de visitantes asciende a 1,25 millones al año. Stevenson-Hamilton se sorprendió de que los leones se convirtieran en la atracción principal y cesó la matanza indiscriminada de los depredadores. Stevenson-Hamilton se retiró en 1946 y falleció en 1957.

En la década de 1960, en un esfuerzo para aumentar el número de animales de caza, comenzó el proyecto Agua para la Vida Salvaje y se erigieron 300 molinos de viento en todo el parque. Los pozos de agua atrajeron animales de caza al área.

Al principio pareció una buena idea, pero décadas después los resultados mostraron que junto con los impalas y cebras también fueron atraídos más depredadores al área. Antes de la construcción de los pozos de agua, estas áreas más secas, alimentaron al antílope ruano, el cual es mucho más fácil de cazar por los leones y no fueron capaces de competir. El parque comenzó a cerrar los pozos de agua y dejó que la naturaleza siguiera su curso.

Modernización

En 1991, Robbie Robinson asumió como Gerente General (CEO) del Directorio de Parques nacionales de Sudáfrica. Robinson inició la transición del parque a la nueva Sudáfrica. Uno de sus muchos logros fue retirar las rejas que separaban el borde oeste del parque de numerosos pequeños cotos de caza privados, permitiendo que los animales deambularan libremente entre los cotos de caza privados y el parque nacional Kruger.

El año 1998, fue elegido el primer director negro del parque. David Mabunda es actualmente el CEO de la Dirección de Parques nacionales de Sudáfrica.

Con la formación del Gran Parque Transfonterizo de Limpompo, actualmente grandes e insostenibles hordas de animales del parque nacional Kruger pueden ser reubicadas en los parajes vírgenes cercanos. La guerra devastó 300 km² del parque nacional Limpopo en Mozambique (anteriormente conocido como Coutada 16), este comenzó a recibir animales el año 2001.

El 21 de octubre de 2002, el Aeropuerto Internacional Kruger Mpumalanga abrió sus puertas cerca de Nelspruit, a unos 63 km de la entrada al parque más cercana. Se espera que este aumente la accesibilidad al parque desde los grandes centros poblacionales de Sudáfrica, como Durban, Ciudad del Cabo y Johannesburgo. A pesar de su nombre, este aeropuerto no maneja volúmenes notables de tráfico internacional en esta etapa. De hecho, no es especialmente comercial, con sólo South African Airlink y un par de pequeños operadores de vuelos comerciales en funcionamiento.

 Leones hembra devorando un búfalo en el parque nacional Kruger. Elefante en el parque nacional Kruger. Leopardo devorando un antílope en el parque nacional Kruger. Restos de una cebra de Burchell (Equus quagga burchellii). Ejemplar de jirafa (Giraffa camelopardalis) en el parque. Hiena manchada (Crocuta crocuta), parque nacional Kruger.
Fotografías por:
Statistics: Position
1115
Statistics: Rank
105163

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Seguridad
743298561Haz clic/toca esta secuencia: 2795
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Google street view

¿Dónde puedes dormir cerca? Parque nacional Kruger ?

Booking.com
521.921 visitas en total, 9.230 Puntos de interés, 405 Destinos, 301 visitas hoy.