Contexto sobre Islandia

Islandia (en islandés: Ísland, AFI: ['istlant]), también denominada República de Islandia (en islandés; Lýðveldið Ísland),[5][6][7]​ es un país insular europeo, cuyo territorio abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas e islotes adyacentes en el océano Atlántico. Su capital es Reikiavik. Cuenta con una población de cerca de 366 425 habitantes y un área de 103 000 km².[1][8]​ A causa de su localización en la dorsal mesoatlántica, es un país con gran actividad volcánica y geológica, factor que afecta en gran medida al pais...Leer más

Islandia (en islandés: Ísland, AFI: ['istlant]), también denominada República de Islandia (en islandés; Lýðveldið Ísland),[5][6][7]​ es un país insular europeo, cuyo territorio abarca la isla homónima y algunas pequeñas islas e islotes adyacentes en el océano Atlántico. Su capital es Reikiavik. Cuenta con una población de cerca de 366 425 habitantes y un área de 103 000 km².[1][8]​ A causa de su localización en la dorsal mesoatlántica, es un país con gran actividad volcánica y geológica, factor que afecta en gran medida al paisaje del territorio islandés. El interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertos, montañas, glaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas. Gracias a los efectos de la corriente del Golfo, tiene un clima templado, en relación con su latitud, y provee un entorno habitable.

El primer asentamiento humano en Islandia data del año 874, cuando, de acuerdo con el Landnámabók o «Libro del asentamiento», el líder noruego Ingólfur Arnarson se convirtió en el primer colono permanente de la isla.[9][10]​ Otros navegantes, como el vikingo feroés Naddoddr, posible descubridor, visitaron la isla hacia el año 860 para pasar en ella el invierno. Sin embargo, nunca fundaron allí un asentamiento permanente.[11]​ A través de los siglos siguientes, grupos humanos de origen nórdico y gaélico se asentaron en Islandia. Hasta el siglo XX, la población islandesa dependía de la pesca y la agricultura. Desde 1262 a 1397, formó parte del reino de Noruega y, posteriormente, de Dinamarca. En el siglo XX, consiguió su independencia y la economía islandesa se desarrolló rápidamente, a pesar de su aislamiento del mundo debido a su ubicación geográfica.

Cuenta con una economía de mercado, con impuestos relativamente bajos, comparados con otros miembros de la OCDE,[12]​ manteniendo un Estado de bienestar que provee asistencia sanitaria universal y educación superior gratuita a sus ciudadanos.[13]​ Se convirtió en uno de los países más acaudalados, y en la actualidad es clasificado por la Organización de las Naciones Unidas como el cuarto país más desarrollado del mundo, además de ocupar el primer lugar en el índice de paz global.[14]

En el 2008, el sistema financiero islandés sufrió un colapso, lo que provocó una fuerte contracción económica y manifestaciones que llevaron a adelantar las elecciones parlamentarias, en las que Jóhanna Sigurðardóttir ganó el puesto de primera ministra.[15]​ Paralelamente, cobró importancia la conocida como Revolución islandesa, una serie de protestas y movimientos de organización ciudadana que, en conjunto con el nuevo gobierno, provocó el encausamiento del anterior primer ministro de Islandia durante la crisis, Geir Haarde,[16]​ dos referendos para decidir sobre el pago de la deuda externa de los bancos nacionales y un proceso ciudadano que desembocase en cambios en la Constitución que culminó en un borrador constitucional el 29 de julio de 2011, a debatirse en el Parlamento.[17]​ Desde entonces, la economía se ha recuperado significativamente, en gran parte debido a un aumento en el turismo.[18][19]

Islandia posee una sociedad desarrollada y tecnológicamente avanzada, cuya cultura está basada en la herencia nórdica. La mayor parte de la población es de origen celta y escandinavo. El idioma oficial es el islandés, una lengua germánica septentrional muy relacionada con el feroés y con los dialectos occidentales del noruego. La herencia cultural del país incluye su cocina tradicional, su arte y su literatura.[cita requerida]

Mas sobre Islandia

Información básica
  • Divisa Corona islandesa
  • código de llamada +354
  • dominio de Internet .is
  • Speed limit 90
  • Mains voltage 230V/50Hz
  • Democracy index 9.37
Population, Area & Driving side
  • Población 376248
  • Área 103004
  • Lado de conducción right
Historial
  • Establecimiento y Mancomunidad Islandesa (874-1262)
     
    El noruego Ingólfur Arnarson, primer habitante permanente de Islandia.

    Una de las teorías sobre el poblamiento de su territorio actual afirma que los primeros habitantes de la isla llegaron en el siglo VIII y que eran miembros de una misión de monjes ermitaños, también conocidos como papar, provenientes de Irlanda o Escocia, aunque no existen descubrimientos arqueológicos que apoyen esta hipótesis.[1]

    ...Leer más
    Establecimiento y Mancomunidad Islandesa (874-1262)
     
    El noruego Ingólfur Arnarson, primer habitante permanente de Islandia.

    Una de las teorías sobre el poblamiento de su territorio actual afirma que los primeros habitantes de la isla llegaron en el siglo VIII y que eran miembros de una misión de monjes ermitaños, también conocidos como papar, provenientes de Irlanda o Escocia, aunque no existen descubrimientos arqueológicos que apoyen esta hipótesis.[1]

    Se presume que los monjes dejaron la isla cuando arribaron los escandinavos, quienes se asentaron sistemáticamente en el período entre los años 870 a 930. Un artículo de la publicación Skirnir, donde se muestran los resultados de investigaciones realizadas con radiocarbono, sugiere que el país pudo haber estado habitado desde la segunda mitad del siglo VII.[2]

    El primer colono nórdico permanente conocido fue Ingólfur Arnarson, quien construyó su granja en la zona de la actual capital en el año 874. Ingólfur fue seguido por muchos otros colonos emigrantes, en gran medida nórdicos, y sus esclavos irlandeses. En 930, se había ocupado la mayor parte del terreno cultivable y se fundó el Alþingi, un parlamento legislativo y judicial, como centro político de la Mancomunidad Islandesa.

    El culto pagano comenzó a abandonarse hacia el año 1000, con la cristianización de la isla. La Mancomunidad duró solo hasta 1262, cuando el sistema político ideado por los colonos originales se mostró incapaz de afrontar el creciente poder de los caciques islandeses sobre la población campesina.[3][4]

    Colonización escandinava (1262-1814)
     
    Ósvör, réplica de un antiguo puesto de pesca a las afueras de Bolungarvík.

    Las luchas internas y civiles de la era Sturlung llevaron al país a la firma del gamli sáttmáli (pacto antiguo) en 1262, tratado que lo situó bajo la Corona Noruega. La posesión de Islandia pasó a Dinamarca-Noruega a finales del siglo XIV, cuando los reinos de Noruega, Dinamarca y Suecia se unieron en la Unión de Kalmar.

    Los suelos estériles, las erupciones volcánicas y un clima implacable hacían la vida muy difícil en una sociedad cuya subsistencia dependía casi en su totalidad de la agricultura. La peste negra barrió a la población entre 1402 y 1404 y nuevamente, entre 1494 y 1495,[5]​ cada vez matando a cerca de la mitad de los habitantes.[6]

     
    Estatua de Jón Arason en Munkaþverá.

    A mediados del siglo XVI, Cristián III de Dinamarca comenzó a imponer el luteranismo a todos sus súbditos. El último obispo católico del país (antes de 1968), Jón Arason, fue decapitado en 1550 junto con dos de sus hijos. Posteriormente, el país se convirtió totalmente al luteranismo, que desde entonces es la confesión dominante.

    En los siglos XVII y XVIII, Dinamarca impuso una serie de restricciones más estrictas al comercio, mientras piratas de Inglaterra y Argelia («secuestros turcos») irrumpían en sus costas.[7]​ Una epidemia de viruela en el siglo XVIII le causó la muerte a alrededor de un tercio de la población.[8][9]

    En 1615, se llevaron a cabo enfrentamientos entre vascos e islandeses en la cercanía de la región de Fiordos Occidentales por la caza de ballenas. Por este motivo, en Islandia se activó una ley que permitía matar a los vascos. Esta ley siguió vigente hasta el 2015.[10]

    En 1783, la erupción del volcán Laki condujo a una de las mayores catástrofes medioambientales en la historia europea. Esta duró 8 meses, acabó con quizás un 25 % de la población islandesa[11]​ y produjo una nube (la "bruma de Laki") que trajo una hambruna de tres años en todo el mundo, que mató aproximadamente a 6 millones de personas en lo que se conoció como «Las Penurias en la Niebla» (en islandés: Móðuharðindin), y que se considera uno de los acontecimientos climáticos más importantes y con mayores repercusiones sociales del último milenio.[12][13]

     
    Panorama de Reikiavik visto desde Perlan al caer el sol en verano.


    Movimiento de independencia (1814-1918)
     
    Retrato de Jón Sigurðsson por Þórarinn B. Þorláksson.

    En 1814, después de las Guerras Napoleónicas, Dinamarca-Noruega fue dividida en dos reinos separados mediante el Tratado de Kiel.[14]​ Islandia, sin embargo, permaneció como una dependencia danesa.

    Durante el siglo XIX, el clima del país continuó empeorando, lo que provocó una emigración en masa hacia el Nuevo Mundo, especialmente hacia la provincia de Manitoba en Canadá. Cerca de 15 000 personas, de una población total de 70 000, abandonaron el país.[15]

    Sin embargo, en medio de la migración surgió un nuevo movimiento nacionalista, inspirado en las ideas románticas y nacionalistas de la Europa continental. De esta manera nació el movimiento de independencia de Islandia bajo el liderazgo de Jón Sigurðsson.[14]​ En 1874, Dinamarca le concedió una Constitución y un gobierno limitado, que fue ampliado en 1904.

    Reino de Islandia (1918-1944)

    El Acta de Unión, un acuerdo con Dinamarca firmado el 1 de diciembre de 1918 y válido durante 25 años, le brindó a Islandia el reconocimiento como un Estado plenamente soberano en una unión personal con el rey de Dinamarca.[16]​ El estatus que alcanzó Islandia es similar al de los países que pertenecen a la Commonwealth británica, cuyo soberano es el monarca del Reino Unido.

    El gobierno de Islandia tomó el control de sus asuntos exteriores y estableció una embajada en Copenhague. Sin embargo, pidió que Dinamarca aplicase una política exterior islandesa con los demás países. A partir de entonces, las embajadas danesas alrededor del mundo mostraron dos escudos de armas y dos banderas: del Reino de Dinamarca y de Islandia.

     
    Llegada de tropas estadounidenses en 1942.

    Durante la Segunda Guerra Mundial, se unió a Dinamarca en su postura neutral. Después de que Alemania ocupara Dinamarca el 9 de abril de 1940, el Althing declaró que el gobierno de Islandia debería asumir los deberes del rey danés y se haría cargo de su propia política exterior, además de otras cuestiones previamente manejadas por Dinamarca a petición de Islandia.

    Un mes más tarde, las Fuerzas Armadas Británicas invadieron Islandia, violando la neutralidad islandesa.[14]​ En 1941, el dominio del país pasó a los Estados Unidos para que el Reino Unido pudiera desplegar sus tropas en otros lugares.[17]

    El 31 de diciembre de 1943, el Acta de Unión caducó después de 25 años.[14]​ A partir del 20 de mayo de 1944, los islandeses votaron en un referéndum de cuatro días para determinar el futuro de la unión personal con el rey de Dinamarca, y el posible establecimiento de una república.[18]

    El voto fue del 97 % a favor de poner fin a la unión personal y del 95 % a favor de una nueva Constitución republicana. Finalmente, se convirtió oficialmente en una República el 17 de junio de 1944, con Sveinn Björnsson como el primer presidente.[14]

    República de Islandia (1944-presente)
     
    Buques británicos e islandeses durante las Guerras del Bacalao.

    En 1946, las fuerzas de ocupación de los Aliados se retiraron de Islandia, que se transformó en un miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte el 30 de marzo de 1949, provocando controversia y protestas en algunas zonas del país. El 5 de mayo de 1951, la nación firmó un acuerdo de defensa con Estados Unidos. Regresaron las tropas estadounidenses permaneciendo ahí a lo largo de la Guerra Fría, hasta retirarse finalmente el 30 de septiembre de 2006.[19]

    El periodo inmediato a la posguerra se caracterizó por un gran crecimiento económico sin precedentes, provocado por la industrialización de la industria pesquera y la ayuda ofrecida por el Plan Marshall. La década de 1970 fue marcada por las Guerras del Bacalao, una serie de disputas con el Reino Unido sobre la extensión y derechos de la zona económica exclusiva.[20]​ En 1994, la economía se diversificó y fue liberalizada cuando el país se unió al Espacio Económico Europeo.

    El desarrollo económico fue acompañado por la creación de un estado de bienestar inspirado en el modelo escandinavo, que promovió la elevación del nivel de vida y la regulación de las desigualdades. No obstante, seguía predominando una oligarquía: catorce familias —un grupo conocido como el "Pulpo"— constituían la élite económica y política del país. Dominaban todos los sectores de la economía: importaciones, transporte, banca, seguros, pesca y suministro a la base de la OTAN. Políticamente, esta oligarquía gobernó sobre el Partido de la Independencia (PI), que controlaba los medios de comunicación. También determinó los nombramientos de los altos funcionarios de la administración, la policía y el ejército. Los partidos dominantes (PI y Partido del Centro) gestionaban directamente los bancos locales de propiedad estatal, lo que hacía imposible obtener préstamos sin la aprobación del apparatchik local. Se generalizó así un sistema de relaciones clientelistas.[21]

    La economía se liberalizó tras la adhesión de Islandia al Espacio Económico Europeo en 1994, lo que exige la libre circulación de capitales, bienes, servicios y personas. El primer ministro Davíð Oddsson se ha embarcado en un programa de venta de activos estatales y desregulación del mercado laboral. Las desigualdades de ingresos y riqueza se han ampliado, agravadas por políticas fiscales desfavorables para la mitad más pobre de la población.[21]

    Entre 2003 y 2007, Islandia transformó su economía, basada hasta entonces en la industria pesquera, y pasó a ser una nación que ofrecía sofisticados servicios financieros. Pero las alarmantes señales se multiplicaron rápidamente. El déficit en cuenta corriente del país aumentó del 5 % del PIB en 2003 al 20 % en 2006, uno de los niveles más altos del mundo. A principios de 2006, la agencia Fitch rebajó la calificación de Islandia de "estable" a "negativa". La corona islandesa perdió parte de su valor, en contraste con el valor de las deudas de los bancos, que aumentó. El mercado de valores se derrumbó y las quiebras aumentaron, lo que obligó al Estado a movilizar las finanzas públicas en beneficio del sector privado. El Banco Danske de Copenhague describió entonces a Islandia como una economía a punto de explotar.[21]​ Consecuentemente, el país resultó bastante afectado por la crisis financiera de 2008, que se extendió hasta 2009.[22]​ Esta crisis produjo la emigración más grande de Islandia desde 1887.[23]

    A principios de 2009, las numerosas protestas ciudadanas ante la crisis causaron la dimisión del gobierno acompañada por una convocatoria a elecciones para el mes de abril. En estos comicios, la Alianza Socialdemócrata y el Movimiento de Izquierda-Verde, obtuvieron la mayoría de representación de la cámara. El gobierno, constituido por ambas formaciones, fue presidido por la líder socialdemócrata Jóhanna Sigurðardóttir, quien asumió el poder como nueva primera ministra. En noviembre de 2010, se estableció una asamblea popular de 25 personas sin afiliación política, a la que se delegó la responsabilidad de preparar una propuesta para sustituir la Constitución del país.[24]​ La economía de Islandia se estabilizó bajo el gobierno de Sigurðardóttir y creció un 1,6 % en 2012.

    El Partido de la Independencia volvió al poder en coalición con el Partido Progresista en las elecciones de 2013. En los años siguientes, Islandia experimentó un aumento en el turismo a medida que el país se convirtió en un popular destino de vacaciones. En 2016, el primer ministro Sigmundur David Gunnlaugsson renunció después de estar implicado en el escándalo de los Papeles de Panamá. Las elecciones anticipadas de 2016 dieron como resultado un gobierno de coalición de derecha del Partido de la Independencia, Viðreisn y Futuro Brillante. Este gobierno cayó cuando Futuro Brillante abandonó la coalición debido a un escándalo que involucraba la carta de apoyo del padre del primer ministro Bjarni Benediktsson a un pedófilo convicto. Las elecciones anticipadas de octubre de 2017 llevaron al poder una nueva coalición formada por el Partido de la Independencia, el Partido Progresista y el Movimiento de Izquierda-Verde, encabezado por Katrín Jakobsdóttir.

    Kristin Axelsdottir (2000). «The Discovery of Iceland». Consultado el 21 de julio de 2010.  RÚV (2009). «Mikið verk óunnið við rannsóknir». RUV.is (en islandés). Archivado desde el original el 22 de febrero de 2014. Consultado el 21 de julio de 2010.  Dany Yee (2003). «The History of Iceland (Gunnar Karlsson) – book review». Danny Reviews.com (en inglés). Consultado el 21 de julio de 2010.  «La erupción de un volcán en Islandia que terminó por convertir a los vikingos en cristianos». BBC News. 24 de marzo de 2018.  Pulsiano y Wolf, 1993, p. 312. J. R. Maddicott (2009). «6th–10th century AD – page 14 | Past & Present». Find Articles.com (en inglés). Archivado desde el original el 28 de junio de 2012. Consultado el 21 de julio de 2010.  Davis, 2004, p. 7. «Iceland: Milestones in Icelandic History». Vefur.is (en inglés). 2010. Consultado el 21 de julio de 2010.  Crosby, 2004, p. 52. Bustamante, L. (25 de febrero de 2020). «¿Por qué hasta 2015 era legal matar vascos en Islandia? Así fue la masacre de españoles de 1615». La Razón. Consultado el 20 de noviembre de 2022.  "Rosanne D'Arrigo (2010). «How volcanoes can change the world». CNN.com (en inglés). Consultado el 21 de julio de 2010.  Brayshay and Grattan, 1999; Demarée and Ogilvie, 2001. «BBC Two - Timewatch, 2006-2007, Killer Cloud». BBC Two (en inglés). Consultado el 16 de enero de 2016.  a b c d e Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas transporte Helga Kristin Einarsdottir y Meera Bhatia (2008). «For Iceland, an exodus of workers». New York Times (en inglés). Archivado desde el original el 7 de diciembre de 2008. Consultado el 21 de julio de 2010.  Cámara de Comercio Peruano Nórdica (2010). «Historia de Islandia». Cámara Nórdica.org.pe. Consultado el 22 de julio de 2010.  Byron Fairchild (1941). «United States Forces in Iceland». History Army.mil (en inglés). Archivado desde el original el 7 de octubre de 2017. Consultado el 21 de julio de 2010.  Id. at p.48 Björn Bjarnason (2006). «Stórtíðindi í varnarsamstarfinu». Bjorn.is (en islandés). Consultado el 21 de julio de 2010.  «Cod War in Iceland». Kwint Essential.co.uk (en inglés). 2010. Consultado el 22 de julio de 2010.  a b c Robert H. Wade, Silla Sigurgeirsdottir. «Iceland’s rise, fall, stabilisation andbeyond».  Michael Lewis (2009). «Wall Street on the Tundra». Vanity Fair.com (en inglés). Consultado el 21 de julio de 2010.  Marc Preel (2010). «Destitute and desperate, Icelanders opt for exile». Yahoo.com (en inglés). Archivado desde el original el 13 de agosto de 2010. Consultado el 21 de julio de 2010.  «Islandia elige un parlamento popular para reformar su Constitución». 2010. Consultado el 15 de marzo de 2011. 
    Leer menos

¿Dónde puedes dormir cerca? Islandia ?

Booking.com
571.277 visitas en total, 9.238 Puntos de interés, 405 Destinos, 405 visitas hoy.