Anfiteatro de Pula

Amfiteatar u Puli

( Anfiteatro de Pula )

El anfiteatro de Pula, también conocido como Pula Arena, es un anfiteatro romano ubicado en la ciudad croata de Pula. Se trata del único anfiteatro conservado que cuenta con cuatro torres y con los tres órdenes arquitectónicos clásicos perfectamente preservados en altura. Fue levantado entre el año 27 a. C. y el 81 d. C.[1]​ y por sus dimensiones está entre los seis anfiteatros romanos más grandes que se pueden contemplar en la actualidad.[1]​ Asimismo, es el edificio romano mejor conservado de toda Croacia, motivo por el que aparece representado en el reverso de los billetes de diez kuna desde el año 1993.[2]​ El excelente estado de conservación de este edificio romano ha permitido estu...Leer más

El anfiteatro de Pula, también conocido como Pula Arena, es un anfiteatro romano ubicado en la ciudad croata de Pula. Se trata del único anfiteatro conservado que cuenta con cuatro torres y con los tres órdenes arquitectónicos clásicos perfectamente preservados en altura. Fue levantado entre el año 27 a. C. y el 81 d. C.[1]​ y por sus dimensiones está entre los seis anfiteatros romanos más grandes que se pueden contemplar en la actualidad.[1]​ Asimismo, es el edificio romano mejor conservado de toda Croacia, motivo por el que aparece representado en el reverso de los billetes de diez kuna desde el año 1993.[2]​ El excelente estado de conservación de este edificio romano ha permitido estudiar a fondo las técnicas constructivas de la Antigua Roma. En la actualidad, el Pula Arena alberga la celebración de actuaciones musicales.

 
Exterior del anfiteatro.

El anfiteatro fue construido entre los años 27 a. C. y 81 d. C.,[1]​ cuando la ciudad de Pula, llamada por los romanos Pietas Julia, se convirtió en el centro del poder romano en la región de Istria. El recinto se levantó extramuros de la ciudad, junto a la Via Flavia, la calzada que comunicaba Pula con Aquilea y Roma.

El primer anfiteatro de la ciudad fue fabricado en madera durante el reinado de César Augusto, entre los años 2 y 14 d. C. Bajo el imperio de Claudio fue reemplazado por un pequeño recinto de piedra, en el año 79 el anfiteatro fue ampliado para albergar luchas de gladiadores y los trabajos estuvieron completados en 81 durante el gobierno del emperador Tito.

En el siglo IV un cristiano llamado Germano fue martirizado en este anfiteatro.[2]​ El recinto estuvo en uso hasta el siglo V, cuando el emperador Honorio prohibió las luchas de gladiadores, aunque hasta 681 se celebraron combates entre reos sentenciados a muerte y animales salvajes. Desde la caída del poder romano a finales del siglo V, el anfiteatro sufrió el expolio de sus piedras por parte de la población local, algo que estuvo sucediendo hasta que en el siglo XIII el patriarca de Aquilea prohibió el robo de piedras del edificio.

 
Foto antigua del anfiteatro en la que se aprecia el desnivel del terreno.

Durante la Edad Media, el interior de la arena se utilizó como recinto para ganado de pastoreo, para torneos ocasionales por parte de los caballeros de la Orden de Malta y para albergar ferias. En 1583 el senado de la República de Venecia propuso desmantelar el anfiteatro y reconstruirlo piedra a piedra en la propia Venecia, aunque la idea fue rechazada. En la actualidad existe una placa de piedra en la segunda torre que recuerda esta propuesta y celebra la oposición del senador veneciano Gabriele Emo a su ejecución. En 1709 se extrajeron del anfiteatro algunas piedras que se usaron en los cimientos del campanario de la catedral de Pula, aunque fue la última ocasión en que el edificio romano se usó como cantera.

A principios del siglo XIX, el general francés Auguste Marmont, gobernador de las Provincias Ilirias, comenzó la restauración del anfiteatro. Los trabajos continuaron desde 1816 bajo la dirección del italiano Pietro Nobile por encargo del emperador Francisco I de Austria. En 1932 el anfiteatro de Pula se adaptó para acoger producciones teatrales, paradas militares y todo tipo de actos públicos. En la actualidad sus gradas tienen cabida para 5000 espectadores y es un lugar habitual para la celebración de conciertos y algún que otro evento deportivo, como partidos de hockey sobre hielo.[3]

Džin, 2009, p. 7. Path s of Ancient Gods in Roman Istria, por Vesna Girardi Jurkic. Leahy, Sean. «Here’s what hockey in a Roman amphitheatre looked like (Spoiler: It was awesome)». Yahoo Sports. 
Fotografías por:
DINKA TIBOR - CC BY-SA 4.0
Zones
Statistics: Position (field_position)
793
Statistics: Rank (field_order)
1764

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
846295317Haz clic/toca esta secuencia: 9161

Google street view