Wien

( Viena )

Viena (en alemán: Wien, pronunciado ) es una ciudad austriaca situada a orillas del Danubio, en el valle de los Bosques de Viena, al pie de las primeras estribaciones de los Alpes.[4]​ Es la capital federal y ciudad principal del país, además de uno de sus nueve estados federados (Bundesland Wien).[5][4]

Viena es una de las ciudades más pobladas y grandes de Europa, con una superficie de 415 km2 y una población de alrededor de 1.700.000 habitantes,[6]​ aparte, su po...Leer más

Viena (en alemán: Wien, pronunciado ) es una ciudad austriaca situada a orillas del Danubio, en el valle de los Bosques de Viena, al pie de las primeras estribaciones de los Alpes.[4]​ Es la capital federal y ciudad principal del país, además de uno de sus nueve estados federados (Bundesland Wien).[5][4]

Viena es una de las ciudades más pobladas y grandes de Europa, con una superficie de 415 km2 y una población de alrededor de 1.700.000 habitantes,[6]​ aparte, su población metropolitana aumente de forma notable dejándonos una cantidad de más de dos millones de personas.[7]

La ciudad tiene una larga historia, ya que es una de las más antiguas capitales de Europa, por lo que cuenta con un importante patrimonio artístico.[8]​ Durante los siglos XVIII y XIX fue una de las grandes capitales musicales del mundo,[5]​ trayéndonos a genios musicales como Beethoven, Mozart o Strauss.[9]​ A principios del siglo XX florece en la filosofía y en el debate político de Occidente con el nacimiento del Círculo de Viena, un grupo cultural que tiene como base a la filosofía de Aristóteles.[10][11]

Antigüedad

Ver también: Vindobona

 Mapa de la antigua Vindobona.

Los primeros habitantes de la ciudad fueron los ilirios, que poblaron la región durante el 1000 a. C., los misteriosos ilirios indoeuropeos establecieron una civilización bárbara de alto nivel alrededor de Viena. Después de ellos vinieron los celtas, que emigraron hacia el este desde la Galia alrededor del año 400 a. C.[1]

Como muchas ciudades europeas, Viena fue fundada por los romanos, los legionarios se instalaron en la región, formando un gran campamento, llamado Vindobona. El campamento fue fundado en el siglo I d. C. como una instalación más para vigilar el limes, las grandes murallas que defendían el lugar se pueden apreciar en el centro de la ciudad, esto se ve en la peculiar estructura que tienen algunas edificaciones de la metrópoli.[2][3]

Durante el siglo III hubo un asentamiento civil al sur del campamento, pero aún se desconoce sobre este suceso. A partir de los siglos IV y V el Imperio romano tuvo que afrontar una grave crisis, la cual afectó de forma notable a la ciudad de Vindobona.[4]​ Marco Aurelio murió en el campamento en el año 180, después de esto, los marcomanos saquearon la ciudad numerosas veces, la situación llegó a tal punto, que el emperador Teodosio II le permitió a los hunos instalarse en el campamento en el año 433 d. C.

Vindobona fue defendida por los mismos pueblos bárbaros que atacaron la ciudad, estos crearon fortificaciones para parar las invasiones de los pueblos del Este.[5]

Edad Media Alta Edad Media

Bávaros y húngaros lucharon para establecer su poderío en la región, en el año 881 los enfrentamientos entre estos dos pueblos se hicieron aún más frecuentes, Wenia era el nombre de la ciudad por aquellos años. Durante los próximos años, la ciudad no tuvo potencial estratégico ninguno, la ciudad entró en una gran decadencia, y cada vez más gente se iba del lugar.[6]

Tras la contención de los magiares, los Babenberg crearon el margravado de Austria gracias a la batalla de Lechfeld del año 955.[7]​ Los Babenberg se colocaron como duques de Austria en el año 976, expandiendo los territorios austríacos sin que los húngaros se dieran cuenta, gracias a esto, la ciudad se encaminó en un viaje que la llevaría a convertirse en la capital de uno de los reinos más poderosos de Europa.[8]

Plena Edad Media

Si bien la ciudad estuvo asentada numerosas veces por los magiares, los Babenberg supieron establecer su poderío en la región, finalmente, en el siglo XII los margraves consolidaron su poder en la ciudad.[7]

Alrededor del año 1150 Viena se convirtió en la residencia oficial de la casa de los Babenberg, los duques de Baviera construyeron el monasterio más antiguo de la ciudad, Sankt Maria zu den Schotten (Santa María de los Escoceses). Viena pudo denominarse como una verdadera ciudad, tras haber sido durante siglos un asentamiento más para numerosos pueblos europeos.[7]

Baja Edad Media

En 1276, el rey Rodolfo I de Habsburgo tomó el control de Viena después de una batalla. Le quitó al rey Ottokar las tierras que el emperador anterior le había dado para administrar y nombró a su hijo Alberto I de Habsburgo como administrador imperial.

Rudolf convirtió a Viena en la capital de Austria. A partir de entonces, los Habsburgo gobernaron Austria hasta 1919.[9]

Edad Moderna  Dibujo de Viena hacia el año 1493

Con la caída de Constantinopla y la expansión del Imperio otomano gran parte de Europa comenzó a estar en peligro, ciudades como Viena podían ser invadidas en cualquier momento, los turcos sitiaron tres veces la capital austríaca, una de esas veces fue en 1529, cuando los jenízaros se enfrentarían a las tropas imperiales de Fernando I y Carlos V.[10]​ A pesar del poder que tenía el ejército de Solimán, los turcos no pudieron asediar la ciudad, gran parte de las minas fueron desactivadas por las tropas imperiales, y el Imperio español pudo retener a los turcos, dejándolos totalmente acabados.[11]

Durante los años posteriores, la Reforma protestante llegó a Austria desde las tierras alemanas, ahí fue cuando la iglesia conservadora de los Habsburgo tuvo que poner frente a la reforma de Lutero.[12]​ Las ejecuciones fueron frecuentes desde 1520, los protestantes eran silenciados por el gobierno conservador, casos como el de Balthasar Hubmaier se hicieron famosos de inmediato.[13]

 Viena en 1758.

El tercer sitio se produjo en 1683, en la llamada batalla de Viena, y marcó el comienzo del declive del Imperio otomano en Europa. Fue iniciado por el gran visir Kara Mustafá, que necesitaba desesperadamente un éxito militar para reforzar su posición inestable y trató de lograrlo en una campaña contra el emperador Leopoldo I.[14][15]​ Los turcos avanzaron con fuerza abrumadora, sitiaron la ciudad el 16 de julio, pero su falta de artillería de asedio permitió a Leopoldo reunir un ejército adicional formado por tropas austriacas, alemanas y polacas, que derrotó al ejército turco en una batalla librada delante de los muros de la ciudad el 12 de septiembre, que también se conoce como Batalla de Kahlenberg.[15][16]

Durante el siglo XVIII, los Habsburgo habían convertido a la ciudad en su capital desde 1556 y su importancia se vio acrecentada con la expansión por el valle del Danubio.[2]​ Se convirtió en un núcleo principal del Barroco europeo gracias a la construcción de importantes obras arquitectónicas y creaciones musicales.[2][17]​ En 1800, antes de las guerras napoleónicas, la ciudad contaba con 231 900 habitantes.[2]

Desde el asedio de 1683, en que fueron destruidas numerosas ciudades pequeñas que existían en el exterior de la muralla, en el terreno ondulado situado frente a la ciudad se alzaron numerosos palacios con jardines.[17]​ El punto de partida fueron los planos del palacio real de Schönbrunn, elaborados por Johann Bernhard Fischer von Erlach. Hacia 1720 se contaban 200 residencias rurales. El príncipe Eugenio de Saboya había adquirido en 1693 la más bella parcela y una de las más grandes con los primeros ingresos que le habían llegado. Allí, tras cuarenta años de trabajo, levantó el Belvedere con sus espaciosos jardines.[17]

Etapa napoleónica

Ver también: Congreso de Viena

Tras la derrota austríaca en la batalla de Wagram,[2][18]​ Napoleón se hospedó en el Palacio de Schönbrunn (donde -ironías de la historia- apenas unos años atrás se habían hospedado Luis XVI y María Antonieta, hija de María Teresa y Francisco I, emperadores de Austria), donde firmó el 14 de octubre de 1809 el contrato de Schönbrunn, con el que Austria asumía su derrota en Wagram y aceptaba la ocupación francesa en la región.[2][19]

 Grabado de los representantes del Congreso de Viena.

Tras la derrota de Napoleón Bonaparte, las principales potencias europeas de la época se reunieron en Viena desde el 1 de octubre de 1814 hasta el 9 de junio de 1815 para decidir las nuevas políticas en el continente y el reparto de los territorios reconquistados a Francia.[2][20][21][22]​El principal impulsor de este encuentro diplomático fue Klemens von Metternich,[20]​ líder del movimiento anti-napoleónico durante la ocupación francesa de Austria, esos días en Viena fueron muy claves para que la capital austríaca se convirtiera en uno de los principales centros diplomáticos de todo el planeta.[21]

La ciudad siguió manteniendo sus murallas defensivas, incluso en un momento en que otras ciudades de Europa comenzaban a "desfortificarse" a escala masiva.[23]​ Pero cuando Napoleón entró victorioso en la ciudad este destruyó todas las fortificaciones de la ciudad, esto ayudó a Viena a urbanizarse de forma más rápida, la ciudad empezó a extenderse durante los años del Imperio austrohúngaro, dejando a Viena como una de las ciudad más emblemáticas de todo el mundo.[23]

Imperio austrohúngaro  Vista de la ciudad, capital del Imperio austrohúngaro, a finales del siglo XIX.

Durante el siglo XIX, sobre todo en la segunda mitad, Viena inició un despegue demográfico, acompañado de reformas urbanísticas, que la convirtieron en una gran ciudad, multiplicando en un siglo su población por diez. En 1857, se derribaron las murallas por decreto de Francisco José I de Austria, abriéndose una nueva avenida, la Ringstraße, donde se construyeron importantes edificios, como la Ópera, la Universidad, el Ayuntamiento, el Parlamento, la Bolsa y los museos de historia del arte e historia natural.[2]

La derrota de Austria en la guerra austro-prusiana en 1866 y la posterior anexión de los Estados alemanes a Prusia convirtieron a la unificada Alemania en un peligro para Austria, por lo que esta última se tuvo que aliar con Hungría en lo que se conoce como la "política de compensación" o Ausgleichpolitik. Así pues, en 1867, tras el Compromiso con Hungría, Viena se convirtió en la capital del Imperio austrohúngaro y en un centro cultural, artístico, político, industrial y financiero de primer orden mundial. Con esta alianza, Austria prosigue sumando otras más, con lo que para fines del siglo XIX el imperio abarcaba los actuales países de Austria, Hungría, Eslovaquia, República Checa, la Galicia polaca, la Transilvania rumana, la Bucovina y la Rutenia ucranianas, Croacia, Bosnia-Herzegovina, Eslovenia y el Trentino-Alto Adigio italiano.[2]

Viena alcanza su máximo demográfico en 1916 con 2 239 000 habitantes, siendo la tercera ciudad más grande de Europa. Este es el período cultural más glorioso de la monarquía de los Habsburgo, con Francisco José I rigiendo el Imperio (período 1848-1916). También es la época de los suntuosos valses vieneses en la Opera Nacional de Viena, grandes carruajes paseando por la Ringstraße y la Kärntner Straße, así como de los típicos cafés vieneses.[2]

De la época destacan intelectuales, como Sigmund Freud en el psicoanálisis y Otto Bauer en el campo del pensamiento político, principal exponente del austromarxismo, ideas que calarían fuerte en la sociedad vienesa, pues ya en 1895 el gobierno municipal estaría en manos del partido socialcristiano, precursor del actual partido ÖVP (democristiano). Tampoco hay que olvidar en el plano artístico el movimiento modernista, la Secesión de Viena (Secession), con Gustav Klimt como principal exponente en la pintura, Coloman Moser en el grafismo y Otto Wagner, Joseph Maria Olbrich y Josef Hoffman en la arquitectura. Contrario a estos destacaría, así mismo, Adolf Loos con su racionalismo arquitectónico. Sin embargo, la Primera Guerra Mundial y la posterior derrota austrohúngara truncarían gran parte de ese esplendor.

Tras el asesinato del archiduque heredero Francisco Fernando y su esposa, Sofía Chotek, en Sarajevo, a manos del terrorista serbobosnio Gavrilo Princip,[2][24][25]​ y ante la abrumadora evidencia de la participación de los servicios de inteligencia serbios en el complot, la monarquía dual declara la guerra a Serbia y termina estallando la Primera Guerra Mundial.[2][24]​ En octubre de 1918, derrotada Austria-Hungría y sus aliados, estalla la revolución en Viena que pide la disolución de la monarquía y la independencia austríaca; sería el fin de la monarquía de los Habsburgo que gobernaban el país desde 1278.[2][26]

La República de Austria  Viena hacia 1923.

Viena se convirtió, tras el tratado de Saint-Germain, en la capital de la pequeña República de Austria, reducida a su tamaño actual, sufriendo un importante revés demográfico, económico y político. Pese a todo, en esta época continuó la actividad intelectual con el Círculo de Viena (der Wiener Kreis), considerado por muchos el grupo de intelectuales más influyentes del siglo XX en Europa, entre los que destacan Moritz Schlick y Ludwig Wittgenstein en la filosofía positivista lógica (Logischer Empirismus).[2]

Durante el periodo democrático republicano, es decir, desde 1918 hasta la dictadura de Engelbert Dollfuss en 1934, el Partido Obrero Socialdemócrata (Sozialdemokratische Arbeiterpartei en alemán) obtuvo la mayoría absoluta en todas las elecciones celebradas para el gobierno local, por lo que la ciudad pasó a ser conocida como Viena roja. La política socialdemócrata de esos años se caracterizó por un extenso programa de viviendas sociales y por un marcado apoyo a la educación y la sanidad públicas, tal y como preconizaba la corriente austromarxista. La Viena roja finalizó en 1934 a consecuencia de la guerra civil austríaca y la victoria del Frente Patriótico. Su último alcalde fue Karl Seitz.[2]

Segunda Guerra Mundial  Adolf Hitler, el 14 de marzo de 1938, su primer gran discurso a los vieneses desde el balcón central del Palacio Imperial de Hofburg.

La importancia cultural vienesa se mantendría hasta 1938, año en el que el país fue invadido y, posteriormente, anexionado por la Alemania nazi. Dicha anexión, conocida como el Anschluss, estaba prohibida en los tratados de paz y fue la primera de las expansiones tendentes a unificar en un solo Estado a todos los germanohablantes, bajo un solo liderazgo ("ein Reich, ein Volk, ein Führer"). En la ciudad, que pasó a ser capital de la provincia de Ostmark, pronunció Hitler, el 14 de marzo de 1938, su primer gran discurso a los vieneses desde el balcón central del Palacio de Hofburg, discurso que es considerado uno de los más emotivos del dictador y de mayor aclamo por su masiva audiencia debido a la euforia que la anexión de Austria al Tercer Imperio Germano (Dritte Reich) causó en parte de la población. Para legitimar la invasión se celebró un referéndum el 10 de abril que resultó favorable al Anschluss con un 99,73 %, si bien carecía de las garantías democráticas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Viena sufrió los indiscriminados bombardeos aéreos estadounidenses que destruyeron buena parte del patrimonio histórico (la catedral gótica de San Esteban, el Palacio de Hofburg, la ópera de Viena, los puentes del Danubio, entre otros), el cual fue reconstruido tras la contienda. En mayo de 1945 Viena fue tomada por el ejército soviético, quienes, junto con franceses, estadounidenses y británicos, la ocuparían durante los diez años posteriores bajo un sistema de ocupación cuatripartita en la ciudad, similar al de Berlín.

Posguerra  Viena en 1966.

Tras las gestiones de Leopold Figl y Julius Raab el control de las cuatro potencias de Viena duró hasta que se firmó el Tratado de Estado de Austria en mayo de 1955. Ese año, después de años de reconstrucción y restauración, la Ópera Estatal y el Burgtheater, ambos en Ringstraße, reabrieron al público. La Unión Soviética firmó el Tratado de Estado solo después de haber recibido una garantía política del gobierno federal para declarar la neutralidad de Austria después de la retirada de las tropas aliadas. Esta ley de neutralidad, aprobada a finales de octubre de 1955 (y no el Tratado de Estado en sí), aseguró que la Austria moderna no se alinearía ni con la OTAN ni con el bloque soviético, y se considera una de las razones del retraso en la entrada de Austria en la Unión Europea en 1995.

En la década de 1970, el canciller austriaco Bruno Kreisky inauguró el Centro Internacional de Viena, una nueva área de la ciudad creada para albergar instituciones internacionales. Viena ha recuperado gran parte de su anterior estatura internacional al albergar organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas (Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, Oficina de las Naciones Unidas en Viena y Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito), la Comisión Preparatoria para la Prueba Nuclear Completa -Organización del Tratado de Prohibición, la Agencia Internacional de Energía Atómica, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

«Early History in Vienna | Frommer's». www.frommers.com. Consultado el 13 de octubre de 2023.  a b c d e f g h i j k l m n ñ Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Sin_nombre_2-20231105104411 ktv_wwalter. «From the Romans to the Middle Ages - History of Vienna». www.wien.gv.at (en inglés). Consultado el 13 de octubre de 2023.  ktv_wwalter. «From the Romans to the Middle Ages - History of Vienna». www.wien.gv.at (en inglés). Consultado el 13 de octubre de 2023.  Geijo, Sergio (20 de diciembre de 2018). «DESCUBRIENDO LA VIENA ROMANA». VIATOR IMPERI. Consultado el 14 de octubre de 2023.  «Mittelalter». www.geschichtewiki.wien.gv.at. Consultado el 14 de octubre de 2023.  a b c ktv_wwalter. «Rising to the Rank of a City - History of Vienna». www.wien.gv.at (en inglés). Consultado el 14 de octubre de 2023.  Fidelissimus, Princeps (4 de febrero de 2011). «Noble y Real: La Casa de Babenberg». Noble y Real. Consultado el 14 de octubre de 2023.  «Geschichte Wiens: Mittelalter – KiwiThek». kiwithek.wien (en alemán). Consultado el 14 de octubre de 2023.  Engra, Alberto Menéndez (18 de octubre de 2019). «Asedio de Viena 1529: resistencia cristiana frente al turco». academiaplay. Consultado el 20 de octubre de 2023.  Brule, Álvaro Van den (5 de julio de 2015). «El sangriento sitio de Viena: la heroica victoria que salvó a Occidente». elconfidencial.com. Consultado el 20 de octubre de 2023.  «La reforma protestante en Austria (2) – Viena Directo». vienadirecto.com. 9 de agosto de 2017. Consultado el 20 de octubre de 2023.  «Wien». Reformationsstädte Europas (en inglés estadounidense). Consultado el 20 de octubre de 2023.  «The 1683 siege of Vienna». www.visitingvienna.com. Consultado el 21 de octubre de 2023.  a b «El sitio de Viena y el café | cafespaquillo.com». www.cafespaquillo.com. Consultado el 21 de octubre de 2023.  «Siege of Vienna | History, Importance, Combatants, & Significance | Britannica». www.britannica.com (en inglés). 11 de octubre de 2023. Consultado el 21 de octubre de 2023.  a b c «Baroque Period In Vienna: Guide to Baroque Architecture, Music And More». Vienna Unwrapped (en inglés). Consultado el 21 de octubre de 2023.  «Batalla de Wagram _ AcademiaLab». academia-lab.com. Consultado el 20 de octubre de 2023.  «La historia del Palacio de Schönbrunn, Viena». www.imagevienna.com. Consultado el 20 de octubre de 2023.  a b «Historia de Viena - Pasado, presente y futuro de Viena». www.disfrutaviena.com. Consultado el 21 de octubre de 2023.  a b Press, Europa (9 de junio de 2015). «Congreso de Viena: Europa se reparte el botín de Napoleón». www.europapress.es. Consultado el 20 de octubre de 2023.  «Liberalismo y reacción: la Europa del Congreso de Viena (1815)». Fundación BBVA. Consultado el 20 de octubre de 2023.  a b ktv_wwalter. «Napoleonic wars to "Pre-March Period" - History of Vienna». www.wien.gv.at (en inglés). Consultado el 20 de octubre de 2023.  a b «En fotos: así comenzaba la Primera Guerra Mundial hace 100 años». BBC News Mundo. 4 de agosto de 2014. Consultado el 21 de octubre de 2023.  «Primera Guerra Mundial». encyclopedia.ushmm.org. Consultado el 21 de octubre de 2023.  ktv_wwalter. «From the Austro-Hungarian Empire to the Republic - History of Vienna». www.wien.gv.at (en inglés). Consultado el 21 de octubre de 2023. 
Fotografías por:
Statistics: Position
1842
Statistics: Rank
66365

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
853196427Haz clic/toca esta secuencia: 4216

Google street view

¿Dónde puedes dormir cerca? Viena ?

Booking.com
478.959 visitas en total, 9.165 Puntos de interés, 404 Destinos, 40 visitas hoy.