Iglesia de San Salvador de Cora

Kariye Camii

( Iglesia de San Salvador de Cora )

La iglesia de San Salvador de Cora, transcrito a veces erróneamente como Chora (en griego, Μονή Χώρας; en turco, Kariye Kilisesi (iglesia) o Kariye Camii (mezquita)), está considerada como uno de los más bellos ejemplos de iglesia bizantina que pueda contemplarse en la actualidad. Está situada en el distrito de Edirnekapi de Estambul,[1]​ intramuros de la muralla de Teodosio y cerca de una de sus puertas. En el siglo XVI, después de la conquista de Constantinopla por los turcos otomanos, fue reconvertida en mezquita hasta que en 1948 se transformó en museo (en turco, Kariye Müzesi). El interior está ricamente cubierto por mosaicos y frescos.

 
Vista posterior de la iglesia

Originalmente existió un monasterio que se fundó en el siglo IV en una acrópolis en el lugar donde se encontraron las reliquias de San Babilas (obispo de Antioquía que murió martirizado durante la persecución de Decio) y 84 de sus discípulos. La iglesia del monasterio estaba consagrada a Cristo con el nombre de iglesia del Sagrado Salvador en el Campo (en griego: ἡ Ἐκκλησία του Ἅγιου Σωτῆρος ἐν τῃ Χώρᾳ, hē Ekklēsia tou Hagiou Sōtēros en tē Chōra). Chora se refiere a que estaba situada a extramuros de la muralla de Constantino (en el campo, en el extrarradio). Cuando la muralla de Teodosio fue erigida entre los años 413-414, la iglesia se encontraba entonces dentro de los muros defensivos de Constantinopla, pero siguió conservando su apelativo de Cora. Este nombre también podría tener un sentido más simbólico, ya que al contemplar los mosaicos del nártex se describe a Cristo como la Tierra de la Vida (ἡ Χώρα των ζώντων, hē Chōra tōn zōntōn) y a María como Contenedora de lo Incontenible (ἡ Χώρα του Ἀχώρητου, hē Chōra tou Achōrētou).

Justiniano I empezó a reconstruir la iglesia alrededor del año 536 pero no pudo terminarse totalmente por un terremoto que se produjo el 6 de octubre de 557. El emperador ordenó entonces la construcción de un monasterio e iglesia de mayor tamaño, dedicando una de las tres capillas a María. En el siglo VIII, durante el período iconoclasta, sufrió grandes daños en las imágenes representadas.

Sin embargo, la mayoría de lo que puede verse hoy día data de 1077-1081, cuando María Dukaina, suegra de Alejo I Comneno reconstruyó la iglesia de San Salvador de Cora en forma de cruz griega inscrita, un estilo aparecido en aquella época y que servirá posteriormente de modelo para las iglesias ortodoxas hasta el siglo XVIII.

A principios del siglo XII, la iglesia sufrió un derrumbe parcial, probablemente debido a un terremoto. Fue entonces reconstruida por el príncipe Isaac Comneno, el tercer hijo de Alejo I. A principios del siglo XIII, fue saqueada por los cruzados. No fue sino a partir de la tercera fase de construcción en el siglo XIV en que la iglesia adquiere el aspecto que tiene en la actualidad. El poderoso hombre de la corte de Andrónico II Paleólogo, Teodoro Metoquites, un intelectual de la época añadió el exonártex y el paraclesion (capilla contigua) de la iglesia y dotó a San Salvador de Cora de mosaicos y frescos, estableciendo una historiografía cronológica religiosa. Esta impresionante decoración interior fue realizada entre 1315 y 1321. Los mosaicos son uno de los mejores ejemplos del Renacimiento Paleólogo. Los artistas siguen siendo desconocidos. En 1328 se produjo un golpe de Estado en el que Andrónico II debe abdicar a favor de su nieto Andrónico III Paleólogo y Teodoro Metoquites es condenado al exilio en Didymoteicha en Tracia. Se las ingenia, dos años más tarde, para ser autorizado a volver a Constantinopla con la condición de que viviese como monje en el mismo monasterio de Cora, donde murió en 1332.

Durante el último asedio de Constantinopla en 1453, el icono del Theotokos Hodegetria (La que muestra el camino), considerado protector de la ciudad, se llevó a Cora como ayuda para los defensores contra el asalto de los Otomanos.

Después de la conquista de Constantinopla por los Turcos, Atık Ali Paşa, gran visir de Bayaceto II transformó la iglesia en Mezquita — Kariye Camii en 1511. Debido a la prohibición de representar al Hombre en el Islam, se recubren los frescos y mosaicos con una capa de yeso para ocultarlos, sin llegar a destruirlos, aunque esto, junto con los terremotos, frecuentes en la zona, han dejado su huella en las imágenes.

En 1948, Thomas Whittemore y Paul A. Underwood, del Byzantine Institute of America (Instituto Bizantino de América) y del Centro Dumbarton Oaks para Estudios Bizantinos, patrocinaron un programa de restauración. A partir de entonces, el edificio dejó de ser mezquita y en 1958 se abrió al público convertido en Museo — Kariye Müzesi. No obstante el verano de 2020 su administración fue transferida a la Dirección de Asuntos Religiosos[1]​ para su reconversión.

Después de Santa Sofía, Erdogan decreta convertir en mezquita la histórica iglesia de Chora; artículo publicado por el diario español Público el 21/08/2020.
Fotografías por:
Takeaway - CC BY-SA 3.0
Statistics: Position (field_position)
1746
Statistics: Rank (field_order)
798

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
168947325Haz clic/toca esta secuencia: 1266

Google street view