Frías (Burgos)

Frías (Burgos)

Frías es un municipio y ciudad de España al norte de la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León. La ciudad es la cabecera del municipio, enmarcado en la comarca de Las Merindades, partido judicial de Villarcayo.

Sobre el cerro de La Muela, y cercana al ancho y caudaloso río Ebro, se constituyó un enclave estratégico de paso de dicho río, desde la época romana y sobre todo en época medieval, que unía la costa cantábrica y la meseta, dando lugar a la notable prosperidad de Frías y de su conjunto monumental.

Mantiene una estructura urbana medieval que corona el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente. Los edificios mantienen un sistema constructivo en el que van adosándose entre sí. La solana del piso superior emplea toba y entramado de madera.[2]

Junto a los municipios de Oña y Poza de la Sal conforma la mancomunidad Raíces de Cas...Leer más

Frías es un municipio y ciudad de España al norte de la provincia de Burgos, en la comunidad autónoma de Castilla y León. La ciudad es la cabecera del municipio, enmarcado en la comarca de Las Merindades, partido judicial de Villarcayo.

Sobre el cerro de La Muela, y cercana al ancho y caudaloso río Ebro, se constituyó un enclave estratégico de paso de dicho río, desde la época romana y sobre todo en época medieval, que unía la costa cantábrica y la meseta, dando lugar a la notable prosperidad de Frías y de su conjunto monumental.

Mantiene una estructura urbana medieval que corona el castillo de los Velasco y la iglesia de San Vicente. Los edificios mantienen un sistema constructivo en el que van adosándose entre sí. La solana del piso superior emplea toba y entramado de madera.[2]

Junto a los municipios de Oña y Poza de la Sal conforma la mancomunidad Raíces de Castilla.[3]

Frías se ubica en un estratégico emplazamiento para cruzar el río Ebro que se ha venido utilizando al menos desde la época romana. La primera referencia histórica se remonta al año 867, en plena repoblación de estas tierras después de su conquista a los musulmanes. En el siglo XI el conde Sancho García, conocido por el sobrenombre de "el de los buenos fueros", adquiere la ciudad. A su muerte Frías se integra en el reino de Pamplona Nájera (predecesor del reino de Navarra) bajo el reinado de Sancho Garcés III el Mayor.

En 1202, el rey Alfonso VIII le otorga el Fuero de Logroño para darle mayor bienestar e independencia, favoreciendo el desarrollo económico de la población, que llegó a contar con una judería. Pasa a depender de Castilla y extiende su influencia por todo el Valle de Tobalina. En el siglo XIV se construye sobre el puente una torre con el objetivo de cobrar más eficientemente el pontazgo.

En 1435, el rey Juan II de Castilla otorgó a la villa el título de ciudad con el objetivo de intercambiársela a Pedro Fernández de Velasco, conde de Haro, por Peñafiel. La población de Frías se negó a aceptar al conde de Haro como su señor, lo que llevó al enfrentamiento y asedio de la plaza, que tuvo que rendirse tras un largo tiempo, y acatar las normas del nuevo señor.

En 1492 los Reyes Católicos crean el Ducado de Frías, que otorgan a los Velasco.[1]

En el nomenclátor de Floridablanca (1789), la ciudad de Frías aparece, junto «con sus barrios de Quintanaseca y Tovera», dentro del partido de Castilla la Vieja en Burgos,[2]​ listado entre los «pueblos solos». Como tal es señorío secular, ejercido por el duque de Frías, con alcalde mayor de Señorío y otro ordinario.[3]

A la caída del Antiguo Régimen queda constituida como ayuntamiento constitucional del mismo nombre en el partido Briviesca, región de Castilla la Vieja; contaba entonces con 790 habitantes.

Descripción en el Diccionario Madoz

Así se describe a Frías en el tomo VIII del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, obra impulsada por Pascual Madoz a mediados del siglo XIX:

FRÍAS: ciudad con ayuntamiento en la provincia, diócesis, audiencia territorial y capitanía general de Burgos (11 leguas), partido judicial de Briviesca (6); Situada en una eminencia a la derecha del Ebro como a unos 1.000 pasos sobre una escarpada roca de 600 pies de elevación. Tiene 300 casas, la mayor parte de un piso, las cuales forman cuerpo de población; sus calles son en general empedradas, pero estrechas, tortuosas y pendientes; una plaza de regular extensión; casa de ayuntamiento, y en ella la cárcel no muy buena; un hospital bastante capaz, pero tan mal administrado, que no admite enfermos, ni les facilita alivio a pesar de contar con algunos recursos; una iglesia parroquial (San Vicente Mártir), que tiene anejos los barrios de Quintanaseca y Tobera, y es servida por 7 clérigos, los 3 párrocos, otros 3 beneficiados enteros, y el otro medio racionero, habiendo también un sacristán nombrado por este cabildo; un cementerio que, aunque mal construido, no perjudica la salud pública; una ermita en el último de dichos barrios dedicada a Nuestra Señora de la O, la cual se halla situada debajo de una grande roca calcárea a la entrada de un estrecho paso por donde cruzan, inmediatos a la citada ermita el río Molinar y el camino que conduce a Bureba; junto a la población y al O de la misma, se encuentra un convento que fue de Franciscos, y a unos 1.000 pasos al E el monasterio titulado de Nuestra Señora de Badillo; finalmente, en el término brotan varias fuentes saludables y buenas, surtiéndose no obstante los vecinos para su consumo de las agua de los ríos Ebro y Molinar. Confina el término N Santocildes y otros, ¾ de legua; E Valderrama, ¾, S Ranera, 5/4, y O Cillaperlata, 5/4. El terreno participa de monte y llano; es pedregoso y de primera, segunda, tercera y cuarta clase, habiendo por los puntos N, E y S los montes que forman cordillera con la de Pancorbo, llamados Corral de los Bueyes, Val de Vacas, Val de Modoyo, San Vicente, Alvilla, Maloyar y Umión que tiene una elevación considerable; en ellos se crían encinas, robles, hayas y maleza, utilizándose todo esto únicamente para combustible; corren cerca de la población los mencionados ríos Ebro y Molinar; el primero, que nace en las montañas de Reinosa, lleva su curso de O a E, no teniendo sobre él más puente en el espacio de 4 leguas, que el de esta ciudad que es de 9 arcos con un castillete o pequeña fortificación en medio con puertas arqueadas; y el segundo, que solo corre el trecho de 2 leguas, es de poca consideración, pero de mucha utilidad, pues sirve para dar impulso a los molinos que más abajo especificaremos, cruzándole 6 puentes, de los que 4 son de piedra y de un solo ojo cada uno, y los dos restantes de madera; hay además otro río llamado de Soto, de escaso caudal con 2 puentes, también uno de madera y otro de piedra. Caminos: los locales que son de herradura por lo escabroso del terreno. Correos: la correspondencia se recibe de Briviesca por valijero, los lunes, jueves y sábados, saliendo los martes, jueves y sábados. Producciones: cereales de toda clase, maíz, lino, legumbres, vino chacolí, manzanas, cerezas, pavías, nueces y algunos higos y albaricoques; ganado vacuno y cabrío; caza de perdices, liebres, zorras y lobos aunque pocos, y pesca de anguilas, barbos, truchas y peces. Industria: la agrícola, y además 9 molinos harineros de una y dos piedras, 2 de aceite linaza, 3 batanes, una cardería en la que se carda lana basta para blanquetas, varios telares de lienzo y una fábrica de curtidos en el expresado río Molinar. Comercio: la importación de vino, aceite de olivas, linaza y algunos géneros ultramarinos, y la exportación de blanqueta, aceite de linaza, pocos curtidos y granos; hay dos ferias en los días 1 y 30 de noviembre, y un mercado semanal que se celebra los sábados; los artículos que en aquellas se presentan son quincalla, paños, telas y ganado de cerda, en el mercado de granos, y durante los meses de invierno en el expresado ganado de cerda. Población: 201 vecinos, 790 almas. Capital productivo: 1.987.900 reales. Imponible: 148.444. Contribución: 43.988 reales 21 maravedíes. El presupuesto municipal asciende a 10.000 reales, y se cubre con los arbitrios y reparto vecinal.[4]
Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar
Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas panfleto perteneciente a uno de de los catorce partidos que formaban la Intendencia de Burgos durante el periodo comprendido entre 1785 y 1833, tal como se recoge en el Censo de Floridablanca de 1787 España dividida en provincias e intendencias y subdividida en partidos, corregimientos, alcaldías, mayores, gobiernos políticos y militares así realengos como de órdenes, abadengo y señorío. Obra formada por las relaciones originales de los respectivos intendentes del reyno, a quienes se pidieron de orden de S.M. por el Ex.mo S.r Conde de Floridablanca, y su Ministerio de Estado en 22 de marzo de 1785. Con un nomenclator o diccionario de todos los pueblos del Reyno, que compone la segunda parte. Tomo I. 1789. p. 56.  Esta descripción es una versión corregida del texto original disponible en este enlace:«Frías en el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar». Consultado el 29 de diciembre de 2022. 
Fotografías por:
Statistics: Position (field_position)
5559
Statistics: Rank (field_order)
84

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
265198734Haz clic/toca esta secuencia: 4961

Google street view