Contexto sobre Hungría

Hungría (en húngaro: Magyarország pronunciado /ˈmɒɟɒrorsaːɡ/ ( escuchar)) es uno de los veintisiete Estados soberanos que forman la Unión Europea. Está situado en la llanura panónica y tiene fronteras con Eslovaquia por el norte, con Ucrania y Rumanía por el este, con Serbia y Croacia por el sur, con Eslovenia por el suroeste y con Austria por el oeste. Su capital y mayor ciudad es Budapest. Hungría es un Estado miembro de la OTAN, de la OCDE, del Grupo de Visegrád y del Acuerdo de Schengen. Su idioma oficial es el húngaro, también conocido como magiar, que pertenece al grupo ugrofinés y que además es la lengua no indoeuropea con más hablantes de toda Europa.[6]

Después del paso por el territorio de pueblos como los celtas, los romanos, los hunos, los eslavos, los gépidos y los ávaros, e...Leer más

Hungría (en húngaro: Magyarország pronunciado /ˈmɒɟɒrorsaːɡ/ ( escuchar)) es uno de los veintisiete Estados soberanos que forman la Unión Europea. Está situado en la llanura panónica y tiene fronteras con Eslovaquia por el norte, con Ucrania y Rumanía por el este, con Serbia y Croacia por el sur, con Eslovenia por el suroeste y con Austria por el oeste. Su capital y mayor ciudad es Budapest. Hungría es un Estado miembro de la OTAN, de la OCDE, del Grupo de Visegrád y del Acuerdo de Schengen. Su idioma oficial es el húngaro, también conocido como magiar, que pertenece al grupo ugrofinés y que además es la lengua no indoeuropea con más hablantes de toda Europa.[6]

Después del paso por el territorio de pueblos como los celtas, los romanos, los hunos, los eslavos, los gépidos y los ávaros, el gran príncipe Árpád fundó Hungría en el siglo IX. Su bisnieto Esteban I accedió al trono en al año 1000 y convirtió el país al cristianismo. El Reino de Hungría existió durante cinco siglos y en algunos momentos de su historia llegó a ser uno de los centros culturales del mundo occidental.[7]​ Tras la derrota magiar en la batalla de Mohács ante los otomanos, gran parte de Hungría integró el imperio otomano durante 150 años (1541-1699). Después, Hungría se integró en los dominios de los Habsburgo y más tarde formó parte del Imperio austríaco, dentro del cual obtuvo autonomía desde 1867 como parte constituyente de la Doble Monarquía del Imperio austrohúngaro.

Hungría como parte del Imperio se desarrolló hasta alcanzar el estatus de potencia regional hasta el final de la Primera Guerra Mundial, cuando la derrota llevó a la firma del Tratado de Trianon que le supuso la pérdida de más de dos tercios de su territorio.[8][9]​ En la Segunda Guerra Mundial el país luchó en el bando del Eje y también sufrió importantes pérdidas materiales y humanas. Entre 1947 y 1989 Hungría estuvo regida por un gobierno socialista, un período en el que fue el centro de la atención mundial por la Revolución de 1956 y por la pionera apertura de su frontera con Austria en 1989, hecho que aceleró el colapso del Bloque comunista.

Desde 1989 Hungría es una república parlamentaria y se la considera un país desarrollado. Es un destino turístico importante, pues atrae a más de diez millones de visitantes todos los años.[10]​ El país cuenta con el mayor sistema de cuevas de aguas termales del mundo,[11]​ el mayor lago de Centroeuropa, el lago Balatón, y las mayores praderas naturales del Viejo continente, en Hortobágy.

Cada 15 de marzo se celebra una de las tres fiestas nacionales de la República Húngara, en conmemoración del inicio de la revolución por su independencia del Imperio austríaco en 1848, a partir de lemas como «A haza minden előtt», o sea, «La Patria ante todo».

Mas sobre Hungría

Información básica
  • Divisa Forinto húngaro
  • Nombre nativo Magyarország
  • código de llamada +36
  • dominio de Internet .hu
  • Mains voltage 230V/50Hz
  • Democracy index 6.5
Population, Area & Driving side
  • Población 9599744
  • Área 93036
  • Lado de conducción right
Historial
  • Hungría premagiar
     
    Migración de los magiares por Europa

    Entre los primeros en llegar estuvieron los hunos, que construyeron un poderoso imperio bajo Atila el Huno. Atila fue considerado como un gobernante ancestral de los húngaros, pero este argumento ha sido rechazado hoy día por la mayoría de los estudiosos....Leer más

    Hungría premagiar
     
    Migración de los magiares por Europa

    Entre los primeros en llegar estuvieron los hunos, que construyeron un poderoso imperio bajo Atila el Huno. Atila fue considerado como un gobernante ancestral de los húngaros, pero este argumento ha sido rechazado hoy día por la mayoría de los estudiosos. Después de que el reino de los hunos se desvaneciera, los germanos ostrogodos y lombardos llegaron a Panonia, y los gépidos ocuparon la parte oriental de la cuenca de los Cárpatos durante unos cien años. En el año 560 los ávaros fundaron el janato de Avar,[1]​ un Estado que mantuvo la supremacía en la región durante más de dos siglos. Su poder militar queda demostrado por las frecuentes batallas y victorias sobre todos sus vecinos. El janato de Avar se vio debilitado por las constantes guerras y la presión externa. Finalmente, el gobierno de los ávaros terminó cuando el janato fue conquistado por el Imperio de Carlomagno en occidente y los búlgaros con Khan Krum en el este. Ninguno de los dos, ni otros fueron capaces de crear un Estado duradero en la región, y en el siglo IX la tierra estaba habitada solo por una escasa población de eslavos.[2]

    Los magiares (húngaros) recientemente unificados, guiados por Árpád, comenzaron a establecerse en la cuenca de los Cárpatos a partir del 895. De acuerdo a los lingüistas los húngaros tendrían su origen en una antigua población ugrofinesa que habitó originariamente las zonas boscosas situadas entre el río Volga y los montes Urales. El rey Arnulfo I de Baviera invitó a los húngaros a ocupar las tierras de Svatopluk al este del río Danubio. En 894, mientras que Simeón de Bulgaria atacó al imperio bizantino, Svatopluk cuestionado Arnulfo invadiendo Panonia.[3]​ Tanto Arnulfo como León VI el Sabio buscaron la ayuda de los húngaros, quienes estaban en condiciones de atacar a los búlgaros y los moravos de la parte posterior.[3]​ Arnulfo mantuvo la alianza con los húngaros hasta su muerte en 899.[3]

    La Gente de Árpád
     
    La llegada de los magiares, cuadro de Árpád Feszty

    La tradición sostiene que Hungría fue fundada por siete tribus magiares (húngaras) que emigraron desde la región de los montes Urales cerca del límite de Europa y Asia hasta el territorio actual en el siglo VIII. Estas fueron guiadas por siete jefes: Álmos, Előd, Ond, Kond, Tas, Huba y Töhötöm. Un par de décadas después de haber llegado a las tierras del Danubio, Árpád —el hijo mayor de Álmos— se convirtió en príncipe y líder absoluto de las tribus, que hicieron un pacto de sangre para simbolizar una unión indivisible. Así comenzó la historia de la nación húngara y la dinastía de los Árpád.

    San Esteban y el cristianismo
     
    Corona de San Esteban

    El tataranieto de Árpád fue Esteban I (r. 1000-1038), hijo del príncipe Géza. Esteban había nacido como pagano con el nombre de Vajk y posteriormente fue bautizado con su nombre cristiano. Esteban sabía que si su nación quería sobrevivir, debía ser reconocida como un reino cristiano y estar bajo la tutela del papa. Así, comenzó su lucha contra el paganismo tras haber sido coronado rey de Hungría en el año 1000. El principal adversario de Esteban fue un familiar suyo llamado Koppány, que deseaba la corona de Hungría y repudiaba el cristianismo. Cuando este murió, Esteban ordenó que fuera descuartizado y que las partes de su cuerpo fueran enviadas a ciudades importantes como muestra de lo «poco conveniente» que podría ser el paganismo.

    Un ferviente defensor del cristianismo fue el rey caballero San Ladislao I de Hungría (r. 1077-1095), cuyo culto floreció tras su canonización en 1192. En su época Croacia y Dalmacia fueron anexadas a Hungría, consolidándose también el poder real y la situación interna del reino.

     
    Mongoles con arcos y flechas atacando a cumanos y húngaros en 1285. Imagen de la Crónica Ilustrada húngara
    Casa de los Anjou y Segismundo

    Una vez desaparecida la familia real húngara, la Casa de Árpad en 1301, el príncipe napolitano Carlos Roberto de Anjou reivindicó el trono como único descendiente por vía materna de los reyes húngaros. Comenzó entonces la Edad de Oro del reino, aplicándose numerosas reformas económicas. Hungría pasó a ser el mayor proveedor de oro y plata en Europa en su época, y a dominar comercial y militarmente su entorno. Luego de la pérdida del poder en Hungría por la Casa de Anjou en 1387, Segismundo de Luxemburgo se convirtió en rey húngaro por vía de matrimonio. Como rey checo y posteriormente emperador germánico, Segismundo obtuvo cada vez más adeptos, y concentrándose siempre en Hungría, impulsó el arte y la arquitectura gótica.

    Matías Corvino y los turcos

    Hungría se convirtió gradualmente en un reino vasto e independiente, donde florecería la cultura y se daría un importante progreso económico, sobre todo de la mano de Mátyás (Matías Corvino), que conquistó Moravia, Bohemia y Silesia y posteriormente trasladó la corte húngara a Viena. Así, Matías fue una figura de gran relevancia para el renacimiento en Hungría y la lucha armada contra los turcos, a los que se intentaba repeler desde hacía décadas (por ejemplo, su padre,[4]​ el regente húngaro Juan Hunyadi, hijo de un noble de Valaquia, dirigió incontables campañas contra los turcos).

    La batalla de Mohács y la victoria turca
     
    La mujer de Eger (1867), cuadro que retrata la victoria húngara en el asedio del castillo de Eger en 1552, durante las Guerras otomano-húngaras

    La época dorada finalizó con la derrota húngara de Mohács en 1526 y la ocupación turca de Buda (hoy parte de Budapest). A la muerte de Luis II en la batalla de Mohács, la nobleza húngara eligió rey a Fernando de Habsburgo, hermano del emperador Carlos V, vinculándose así Hungría a la Casa de Habsburgo durante casi cuatrocientos años.

    En 1529 fracasó la ofensiva turca contra Viena. Durante la dominación otomana de gran parte de Hungría, esta fue administrada por algunas grandes familias, y las revueltas serían constantes, al igual que en Transilvania. A finales del siglo XVII, los Habsburgo reconquistarían Hungría (Budapest en 1686 y en 1699 Transilvania). Durante los siglos XVIII y XIX, Hungría formó parte de los territorios administrados por los Habsburgo (Imperio austríaco a partir de 1806).

    Los Habsburgo y su dominio sobre Hungría

    Tras las victorias imperiales de finales del siglo XVII, Hungría y Transilvania pasaron a formar parte del Imperio de los Habsburgo, ocasionando varios conflictos entre la nobleza magiar, poderosa y de espíritu independiente, y las tendencias centralistas de Viena.

    En 1848, estallaron rebeliones en todas partes del imperio, y en Hungría escritores como Sándor Petőfi tomaron las calles y guiaron las multitudes contra los austriacos. Pronto se estableció un gobierno provisional que fue derrocado por el emperador Francisco José I con el apoyo en Hungría de las minorías que estaban sometidas a los húngaros (especialmente croatas y rumanos) y por la intervención rusa. La rebelión fracasó, y entre 1849 y 1866 se reimplantó una política centralista y autoritaria.

    El «Compromiso austro-húngaro»
     
    Mapa étnico del Imperio austrohúngaro en 1910

    Tras la derrota austríaca de 1866 contra Prusia en la Guerra de las Siete Semanas, Hungría se convertiría finalmente, en 1867, en una parte autónoma del Imperio austrohúngaro. Una comitiva húngara encabezada por Ferenc Deák fue enviada a Viena, donde se firmó el Compromiso austrohúngaro. En este tratado se otorgaban a Hungría instituciones políticas propias, gobierno y ejército propios y el parlamento tendría su sede en Budapest. Hungría (territorios de la Corona de San Esteban) se constituyó en la segunda entidad de la nueva monarquía, con plena independencia excepto en asuntos militares, exteriores, monetarios y aduaneros. El káiser pasó a ser simultáneamente «rey apostólico» de Hungría. La política interna húngara se caracterizó por apostar por la magiarización de las minorías (croatas, serbios, eslovacos, ucranianos y rumanos), la centralización administrativa (solo Croacia conservó cierta autonomía) y el mantenimiento de un régimen tendiente al autoritarismo (sufragio censitario reducido, discriminación de las minorías, etc.). A diferencia de la parte austríaca, Hungría se mantuvo esencialmente rural y agraria bajo el dominio de una numerosa y poderosa nobleza que controlaba gran parte de los recursos del Estado.

    Hungría desmembrada (periodo de entreguerras)

    El Imperio fue derrotado en la Primera Guerra Mundial, por lo que Hungría declaró su independencia el 1 de octubre de 1918. Con el tratado de Trianon en 1920 Hungría firmó la paz con las potencias vencedoras y perdió más de un 70 % de su territorio, que pasó a los nuevos Estados centroeuropeos. Eslovaquia y Rutenia (esto es, la Rutenia subcarpática) se unirían a Bohemia y Moravia para formar Checoslovaquia. Transilvania y parte del Bánato se juntarían a Rumanía. Croacia y Voivodina pasarían al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, futura Yugoslavia. Quedaron, no obstante, importantes grupos de población húngara en Checoslovaquia (884 000 individuos), Voivodina serbia (420 000) y Transilvania rumana (1 662 000), hoy en día también siguen siendo mayoritarios en numerosos distritos y municipios de las tres nuevas naciones.

    Poco después, hubo una revolución comunista instaurándose la República Soviética Húngara, que fue sofocada tres meses más tarde por las tropas anticomunistas rumanas en la guerra húngaro-rumana. Durante este estado de anarquía, el almirante Miklós Horthy tomó el poder como regente permanente del Reino de Hungría (1920-1945), aunque impidiendo la restauración del rey Carlos IV de Habsburgo (que falleció en 1922), quien contaba con un apoyo social muy amplio.

    La Segunda Guerra Mundial
     
    Hungría entre 1941 y 1944
     
    Miembros de la Cruz Flechada desfilando por las calles del centro de Budapest

    Tras cierta presión, Horthy, el regente húngaro, estableció una alianza con la Alemania nazi y los otros miembros de las Potencias del Eje (Italia y Japón) en los años 1930, con la promesa de revisar el Tratado de Trianon. Hungría fue recompensada por Alemania con territorios pertenecientes a Checoslovaquia, Yugoslavia y Rumanía, y tomó parte activa en la Segunda Guerra Mundial, pudiendo así recuperar temporalmente unos territorios donde había húngaros (sur de Eslovaquia, Rutenia subcarpática, Transilvania septentrional y el norte de la Voivodina), y donde las autoridades húngaras pretendieron que los húngaros eran la mayoría, aunque los censos hechos por las autoridades rumanas, eslovacas o serbias mostraban lo contrario. En octubre de 1944, Adolf Hitler forzó la abdicación del no demasiado dócil Horthy, por un mayor colaboracionista pronazi húngaro, Ferenc Szálasi, con el fin de evitar así la defección de Hungría. La segunda guerra mundial afectó decisivamente a Hungría en el sitio de Budapest, donde perecieron unos 40 000 civiles además de 50 000 defensores y 70 000 atacantes del Ejército Rojo.[cita requerida]

    La Hungría comunista y la rebelión de 1956
     
    Tanque soviético destruido en las calles de Budapest durante la Revolución húngara de 1956

    Tras la caída de Hitler, Hungría fue ocupada por tropas soviéticas y, pese a que hubo un pequeño período liberal, en 1947 se instauró un gobierno comunista, liderado por el Partido de los Trabajadores Húngaros, estando a la cabeza de este Mátyás Rákosi. Por lo tanto el país pasaba a ser una parte importante del Bloque del Este. En 1949 Hungría ingresó en el Consejo de Asistencia Económica Mutua (COMECON) patrocinado por la Unión Soviética, del que formó parte hasta 1991.

     
    Brunó Ferenc Straub fue uno de los últimos presidentes del Consejo Presidencial de la República Popular de Hungría desde 1988 hasta 1989.

    Cuando murió Iósif Stalin en 1953, se inició —como en la Unión Soviética y toda Europa del Este (menos Yugoslavia y Albania, que habían elegido sus propias vías al socialismo)— el proceso de desestalinización, en que se aprobó un nuevo programa económico y se concedió amnistía a varios prisioneros políticos. En 1955 se firmó el Pacto de Varsovia, que era un tratado de ayuda mutua, tanto económica como militar.

    El 28 de octubre de 1956, una revolución que pedía la retirada del Pacto de Varsovia fue respondida con una intervención militar por la Unión Soviética y la deposición y ejecución del primer ministro Imre Nagy. La represión de la revolución causó varios centenares de muertos.[5]​ A finales de los años 1980, Hungría encabezó el movimiento para disolver el Pacto de Varsovia y se encaminó hacia una economía orientada al mercado bajo el liderazgo de János Kádár, secretario general del Partido Socialista Obrero Húngaro hasta 1988, año en que dimitió.[5]​ Durante su gobierno se impulsó una política reformista, permitiéndose el establecimiento de pequeñas empresas o PyMES particulares, aunque el gobierno defendía arduamente los derechos de los trabajadores y mantenía el control político del país.[5]

    El cambio de régimen y la nueva Hungría

    Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Hungría intensificó los lazos con Europa occidental, se unió a la OTAN en 1999 y a la Unión Europea el 1 de mayo de 2004. Hungría fue el país que mejor afrontó la caída de la Unión Soviética en Europa Central, ya que el país había ido acercándose paulatinamente al sistema de libre mercado hacia los últimos años del régimen socialista.

     
    Ceremonia de firma del Tratado de Lisboa en 2007

    El 18 de septiembre de 2006, miles de húngaros, en gran parte llamados por el FIDESZ (o Alianza de Jóvenes Demócratas), el partido conservador mayoritario (en la oposición en ese momento) salieron a las calles enarbolando las banderas del antiguo Reino de Hungría, luego de que fuera divulgado un audio donde el primer ministro, Ferenc Gyurcsány, admitía que mintió en cuanto a la situación económica húngara para ganar las elecciones. En el audio puede oírse claramente que: «si la economía se mantuvo encarrilada fue por la divina providencia, la abundancia de dinero efectivo en la economía mundial y cientos de engaños», para después agregar: «es obvio que hemos mentido en el último año y medio, dos años. No hay dudas de que lo que estamos diciendo no es verdad».

    Los miles de húngaros movilizados por el FIDESZ exigieron tanto la renuncia del ministro como la de su gabinete, produciéndose enfrentamientos donde la policía fue desbordada y se ocupó el edificio de la televisión estatal húngara (MTV), produciéndose algunos incendios en su interior, en lo que fueron las jornadas más violentas vistas por Hungría desde la caída del Socialismo. En las elecciones de 2010 el FIDESZ resultó elegido para encabezar el nuevo gobierno, por una mayoría abrumadora, con más de dos tercios de los votos emitidos.

    Después de volver al poder en 2010, Viktor Orbán se hizo cargo de la televisión pública para según sus críticos utilizarla con fines propagandísticos. Los medios de comunicación privados estarían siendo comprados gradualmente por oligarquías cercanas al gobierno, según denuncias de la oposición el primer ministro está a la cabeza de un imperio mediático: un gran canal comercial, toda la prensa diaria regional, webs; casi quinientos medios en total. Este conglomerado cubriría casi el 80 % del panorama de los medios de comunicación.[6]

    El 12 de septiembre de 2018, el Parlamento Europeo recomendó la aplicación a Hungría del artículo 7 del Tratado de la Unión Europea[7][8][9]​ por negarse a acoger refugiados y no respetar las políticas de la UE, en lo que el PE entendió como riesgo de violación del Estado de derecho.[10]​ La aplicación del artículo podría suponer diferentes medidas, entre ellas la posibilidad de que el país perdiera su voto en el Consejo de la Unión Europea, siempre y cuando se produzca el voto unánime de todos los miembros de la UE.[11]

    En 2023 Es expulsada del Programa Erasmus por vulnerar el Estado de derecho.[12]

    «The Avar Khaganate». Allempires.com. 31 de mayo de 2007. Archivado desde el original el 21 de julio de 2011. Consultado el 20 de septiembre de 2009.  A Country Study: Hungary. Federal Research Division, Library of Congress. Consultado el 6 de marzo de 2009.  a b c Engel, Pál; Andrew Ayton, Tamás Pálosfalvi (2005). Andrew Ayton, ed. The realm of St. Stephen: a history of medieval Hungary, 895-1526. I.B.Tauris. p. 12.  Sayous y Dolenecz, 1900, p. 234. a b c «János Kádár, dictador comunista durante 30 años, llamó a un sacerdote antes de morir». Religión en libertad. 25 de noviembre de 2010.  https://www.francetvinfo.fr/replay-radio/en-direct-du-monde/en-hongrie-80-des-medias-aux-mains-de-proches-du-pouvoir_3431749.html https://eur-lex.europa.eu/resource.html?uri=cellar:2bf140bf-a3f8-4ab2-b506-fd71826e6da6.0005.02/DOC_1&format=PDF http://www.europarl.europa.eu/news/fr/headlines/eu-affairs/20180222STO98434/etat-de-droit-comment-fonctionne-l-article-7-infographie http://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20180906IPR12104/estado-de-derecho-en-hungria-el-parlamento-pide-a-la-ue-que-actue https://www.dw.com/en/eu-parliament-votes-to-trigger-article-7-sanctions-procedure-against-hungary/a-45459720 Léotard, Corentin (20 de diciembre de 2017). «Article 7 : les réactions en Pologne et en Hongrie» (html). Le Courrier d'Europe Centrale (en francés). Archivado desde el original el 25 de diciembre de 2018. Consultado el 25 de diciembre de 2018. «L’article 7, qui ouvre théoriquement la voie à une suspension du droit de vote d’un Etat au sein des institutions européennes, est cependant très longue et très complexe. D’éventuelles sanctions ne pourraient intervenir que lors d’une seconde étape et devraient être votées à l’unanimité des 28 pays membres de l’Union. »  «Hungría se queda fuera del programa Erasmus por sus vulneraciones del Estado de derecho». El País. 9 de enero de 2023. Consultado el 4 de febrero de 2023. 
    Leer menos

Libro de frases

Hola
Szia
Mundo
Világ
Hola Mundo
Helló Világ
Gracias
Köszönöm
Adiós
Viszontlátásra
Igen
No
Nem
¿Cómo estás?
Hogy vagy?
Bien, gracias
Köszönöm, jól
¿Cuánto cuesta?
Mennyibe kerül?
Cero
Nulla
Una
Egy

¿Dónde puedes dormir cerca? Hungría ?

Booking.com
483.637 visitas en total, 9.176 Puntos de interés, 404 Destinos, 230 visitas hoy.