البحر الميت

( Mar Muerto )

El mar Muerto (en hebreo: יָם הַ‏‏מֶּ‏‏לַ‏ח‎, Yam Hamélaj, lit.: «mar de Sal»; en árabe: البحر الميت‎, al-Baḥr al-Mayyit, lit.: «mar Muerto», o بحر لوط Buhayrat, Bahret o Birket Lut, lit.: «mar de Lot»)[2][3]​ es un lago endorreico salado situado en una profunda depresión a 435 metros bajo el nivel del mar,[1]​ entre Israel, la parte cisjordana de Palestina y Jordania, en la región de Oriente Próximo. Ocupa la parte más profunda de una depresión tectónica atravesada por el río Jordán, que también incluye el lago de Tiberíades más al norte. Los griegos ...Leer más

El mar Muerto (en hebreo: יָם הַ‏‏מֶּ‏‏לַ‏ח‎, Yam Hamélaj, lit.: «mar de Sal»; en árabe: البحر الميت‎, al-Baḥr al-Mayyit, lit.: «mar Muerto», o بحر لوط Buhayrat, Bahret o Birket Lut, lit.: «mar de Lot»)[2][3]​ es un lago endorreico salado situado en una profunda depresión a 435 metros bajo el nivel del mar,[1]​ entre Israel, la parte cisjordana de Palestina y Jordania, en la región de Oriente Próximo. Ocupa la parte más profunda de una depresión tectónica atravesada por el río Jordán, que también incluye el lago de Tiberíades más al norte. Los griegos de la Antigüedad lo llamaban «lago Asfaltites», por los depósitos de asfalto que se encuentran en sus orillas, conocidos y explotados desde la Edad Antigua.[4]​ Debido al cambio climático y a la extracción de agua dulce, el nivel del agua del mar se reduce un metro al año y las tierras ribereñas se hunden 15 cm al año.[5]

Tiene unos 80 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 810 km². Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago, y el nivel de sus aguas es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación. Una de las razones por las que el mar Muerto es tan salado se debe a que está ubicado en una cuenca hidrográfica endorreica, es decir, no hay salidas. Los minerales que desembocan en él se quedan allí para siempre. La mayoría de los cuerpos de agua dulce tienen puntos de salida, como los ríos y arroyos, lo que les permite disponer de los minerales disueltos que pueden fluir en ellos de otras fuentes. Hay varios ríos y arroyos que desembocan en el mar Muerto, pero ninguno que drene hacia afuera.

El agua del mar Muerto tiene una densidad de 1,24 kg / litro, lo que hace que el cuerpo humano pueda flotar sin esfuerzo en el agua, porque la densidad de este último es menor que la densidad del agua salada del propio lago.

Periodo greco-romano

Aristóteles escribió sobre las aguas que caracterizan el lago. Los nabateos entre otros pueblos, descubrieron el valor de los globos de asfalto natural que flotaban constantemente a la superficie donde podían ser recolectados y extraídos con redes. Los egipcios eran clientes frecuentes, ya que usaban asfalto en el proceso de embalsamamiento de momias. Los antiguos romanos conocían el mar Muerto como "Palus Asphaltites" lago Asfalto.[1]

El mar Muerto era una importante ruta comercial con barcos que transportaban sal, asfalto y productos agrícolas. Múltiples anclajes existieron a ambos lados del mar, incluyendo Ein Guedi (donde se encuentran las ruinas de un dique seco de la era de los Asmoneos) cerca de Masada.[2][3]

El rey Herodes construyó y reconstruyó varias fortalezas y palacios en la orilla occidental del mar Muerto. La más famosa fue Masada, donde en el año 70 un pequeño grupo de judíos zelotes huyeron después de la caída de la destrucción del Segundo Templo. Los zelotes sobrevivieron hasta el año 73, cuando un asedio de la Legión X terminó con la muerte por suicidio de sus 960 habitantes. Otra fortaleza históricamente importante fue Maqueronte (מכוור), en la orilla oriental, donde, según Josefo, Juan el Bautista fue encarcelado por Herodes Antipas.[4]

Varias sectas de judíos se asentaron en cuevas a orillas del mar Muerto. Los más conocidos son los Esenios de Qumrán, que dejaron una extensa biblioteca conocida como los Rollos del mar Muerto.[5]​ La «sal de sodomita» era un mineral esencial para el incienso sagrado de un templo cercano, pero se decía que era peligroso para uso doméstico y podía causar ceguera.[6]​ Los campamentos romanos que rodeaban Masada fueron construidos por esclavos judíos que recibían agua de las ciudades alrededor del lago. Estas ciudades tenían agua potable gracias a manantiales de agua dulce en las cercanías y de otras fuentes como Einot Tzukim.

Período bizantino

Estrechamente conectado con el desierto de Judea hacia el noroeste y el oeste, el mar Muerto era un lugar de escape y refugio. La lejanía de la región atrajo a los monjes griegos ortodoxos de la era bizantina. Sus monasterios, como el de San Jorge en Wadi Kelt y el de Mar Saba en el desierto, son lugares de peregrinación.

Era moderna

En el siglo XIX, el río Jordán y el mar Muerto fueron explorados en barco principalmente por el sacerdote irlandés Christopher Costigan en 1835, Thomas Howard Molyneux en 1847, William F. Lynch en 1848 que sirvió en la Marina de EE. UU. y por el explorador escocés John MacGregor en 1869.[7]​ El texto completo del libro de 1949 de William F. Lynch, Narrativa de la expedición de los Estados Unidos al río Jordán y al mar Muerto está disponible en línea. Los oficiales de la Marina Real británica Charles Leonard Irby y James Mangles viajaron a lo largo de las costas del mar Muerto entre 1817 y 1818, pero nunca navegaron en sus aguas.[8]

 Trincheras turcas a orillas del mar Muerto en 1918

Después del hallazgo de la "Piedra Moabita" en 1868 en la meseta al este del mar Muerto, el comerciante de antigüedades Moses Shapira y su compañero Salim al-Khouri vendieron una gama completa de presuntas antigüedades "Moabitas",[9]​ y en 1883 Shapira presentó lo que es ahora conocido como las Tiras Shapira "Shapira Strips", un pergamino supuestamente antiguo escrito en tiras de cuero que, según él, se había encontrado cerca del mar Muerto.[9]​ Las tiras fueron declaradas falsificaciones[9]​ y Shapira por ese suceso se quitó la vida en 1884.[9]​ Los estudiosos aún se preguntan si los rollos de Shapira pueden ser genuinos.[9]

A fines de la década de 1940 y principios de la década de 1950, se encontraron cientos de documentos religiosos fechados entre el 150 a. C. y el 70 a. C. en cuevas cerca del antiguo asentamiento de Qumrán, a 1,6 kilómetros tierra adentro de la costa noroccidental del mar Muerto. Se hicieron conocidos y famosos como los Rollos del Mar Muerto.[9]

La Autopista 90, que corre a lo largo de las costas del lago entre Israel y Cisjordania, junto con la Autopista 65 en el lado jordano, a 393 m bajo el nivel del mar son las carreteras más bajas del mundo.

«Asphaltites examples from ancient sources». Wordnik.com. Consultado el 22 de agosto de 2013.  Hadas, Gideon (April 2011). «Dead Sea Anchorages». Revue Biblique 118 (2): 161-179. JSTOR 44092052.  Sailing the Dead Sea, Museo de Israel Josephus, Antiquities of the Jews 18.119 Hoy se pueden ver en el Santuario del Libro en el Museo de Israel de Jerusalén «Sodomite salt could cause blindness». Archivado desde el original el 15 de agosto de 2009.  «History of the Dead Sea - Discover the Dead Sea with Us!». 1 de julio de 2016.  «'The unfortunate Costigan', first surveyor of the Dead Sea». 25 de febrero de 2013.  a b c d e f «In the footsteps of a master forger». The Times of Israel. Consultado el 2 de noviembre de 2013. 
Fotografías por:
Pete - CC BY-SA 3.0
Grauesel - CC BY-SA 3.0
Statistics: Position
3632
Statistics: Rank
31651

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Seguridad
283967154Haz clic/toca esta secuencia: 6292
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Google street view

¿Dónde puedes dormir cerca? Mar Muerto ?

Booking.com
535.891 visitas en total, 9.233 Puntos de interés, 405 Destinos, 626 visitas hoy.