Bonaire

La isla de Bonaire (en neerlandés, Bonaire, pronunciado /boːˈnɛːr(ə)/ ( escuchar); en papiamento: Boneiru)[3][4][5]​ es un municipio especial, parte integral de los Países Bajos y miembro de los países y territorios de ultramar de la Unión Europea (RUUE), ubicado en la región septentrional de América del Sur. Se ubica dentro del grupo de Islas de Sotavento , perteneciente a las Antillas Menores, esta justo en el sur del mar Caribe y frente a la costa occidental del Estado Falcón[6]​ en Venezuela....Leer más

La isla de Bonaire (en neerlandés, Bonaire, pronunciado /boːˈnɛːr(ə)/ ( escuchar); en papiamento: Boneiru)[3][4][5]​ es un municipio especial, parte integral de los Países Bajos y miembro de los países y territorios de ultramar de la Unión Europea (RUUE), ubicado en la región septentrional de América del Sur. Se ubica dentro del grupo de Islas de Sotavento , perteneciente a las Antillas Menores, esta justo en el sur del mar Caribe y frente a la costa occidental del Estado Falcón[6]​ en Venezuela.[7][8][9]​ Con la islas de Curazao y Aruba al oeste y el Archipiélago Las Aves[10][11]​ y Los Roques al este.[12][13]

Tiene 288 km²[14][15][16]​ de superficie. Su capital es Kralendijk,[17][18][19]​ que situada en la costa centroccidental de la isla.

Habitantes originales

Los primeros habitantes conocidos de Bonaire fueron los indios Arkaiko, cuya presencia en Bonaire se remonta al año 2500 a. C. Los Caquetio, una rama de los Arawak, llegaron en canoa desde Venezuela en torno al año 1.000 d. C.. Se han encontrado restos arqueológicos de la cultura Caquetio en algunos lugares al noreste de Kralendijk y cerca de la Bahía del Lago. Se han conservado pinturas rupestres y petroglifos caquetios en las cuevas de Spelonk, Onima, Ceru Pungi y Ceru Crita-Cabai.Los caquetios eran, al parecer, un pueblo muy alto, ya que el nombre español de las islas ABC era "las Islas de los Gigantes"

 
Representación de las Chozas de los Habitantes originales de Bonaire, en el Museo al aire libre de Rincón.
Colonización Española

Bonaire fue colonizada por los españoles en 1499, en una expedición dirigida por Alonso de Ojeda y Américo Vespucio. España colonizó Bonaire desde 1499 por un período aproximado de un siglo. Asimismo, una de las referencias más antiguas sobre el nombre de la isla, se encuentra en el archivo del Registro Público Principal de la ciudad de Caracas (Venezuela). Un documento fechado el 9 de diciembre de 1595 especifica que Don Francisco Montesinos, cura y vicario de "las Yslas de Curasao, Aruba y Bonaire" le confería un poder a Pedro Gutiérrez de Lugo, estante en Caracas, para que cobrara de las Reales Cajas de Su Católica Majestad Don Felipe II, el salario que le correspondía por su oficio de cura y vicario de las islas.

Esta pequeña isla se llamó primero isla de Brasil. Los indígenas caiquetios de la etnia arawak, que habitaban la isla a la llegada de los europeos, fueron descritos por los españoles como hombres que vivían en la Edad de Piedra y se refugiaban en chozas de adobe. Como parte de la colonización española, los indígenas fueron trasladados, en 1515, a las minas de cobre de la isla de la Española, debido a la inviabilidad de la isla como base autosuficiente.

Los restos de la población indígena de Bonaire pueden observarse en algunos de los actuales habitantes de la isla. De hecho, la mayoría de la población es mestiza, con minorías de europeos (descendientes de los neerlandeses) y africanos (descendientes de los esclavos).

Colonización Neerlandesa

Los neerlandeses arrebataron Curazao a los españoles en 1634, pues necesitaban encarecidamente una base naval en su guerra contra ellos. Bonaire y la vecina Aruba cayeron en manos de los neerlandeses en el año 1636, y se convirtieron en una colonia neerlandesa.

La Compañía Neerlandesa de las Indias Occidentales comenzó en 1639 la producción de sal, que es hoy en día una parte muy importante de la economía de la isla, junto con el turismo subacuático. Desde 1800, y durante algunos años, la isla fue controlada por piratas franceses y británicos. Los neerlandeses no recuperaron el control hasta el año 1816.

Desde 1816 hasta 1868, Bonaire siguió siendo una plantación gubernamental. En 1825, había en la isla unos 300 esclavos propiedad del gobierno. Poco a poco, muchos de los esclavos fueron liberados y se convirtieron en hombres libres con la obligación de prestar algunos servicios al gobierno. Los esclavos restantes fueron liberados el 30 de septiembre de 1862 en virtud del Reglamento de Emancipación. Un total de 607 esclavos del gobierno y 151 esclavos privados fueron liberados en ese momento.

Segunda Guerra Mundial

Durante la ocupación alemana de los Países Bajos en la Segunda Guerra Mundial, Bonaire fue un protectorado del Reino Unido y de los Estados Unidos. El ejército estadounidense construyó el aeropuerto de Flamingo como base aérea. Después de que Alemania invadiera los Países Bajos el 10 de mayo de 1940, muchos ciudadanos alemanes y austriacos fueron internados en un campo en Bonaire durante la guerra. En 1944, la princesa Juliana de Holanda y Eleanor Roosevelt visitaron a las tropas en Bonaire.

 
Fuerte Oranje construido en 1639

Los marineros de Bonaire hicieron una contribución superior a la media durante la Segunda Guerra Mundial. Los submarinos alemanes intentaron eliminar la navegación alrededor de las refinerías de Aruba y Curazao y así eliminar la enorme producción de combustible para los aliados. Los barcos con tripulación de Bonaire también participaron en estas batallas. Entre los muchos, desaparecidos después de la guerra, estaban los 34 bonaireños que murieron en estos barcos (más que en las otras islas de las entonces Indias Occidentales holandesas). Durante la Segunda Guerra Mundial, el lugar donde ahora se encuentra el Divi Flamingo Beach Resort & Casino sirvió de campo de internamiento para los alemanes y austriacos que vivían en las Antillas, principalmente ya que se desconfiaba de ellos. Podrían haber saboteado las gigantescas refinerías de petróleo de Aruba y Curazao que iban a suministrar queroseno a la flota aérea aliada.

El campo estuvo en funcionamiento de 1940 a 1947. En total, 461 personas fueron internadas durante este periodo sin ningún tipo de juicio, la mayoría de ellas completamente inocentes. Entre ellos se encontraban Medardo de Marchena y también el fotógrafo Fred Fischer, entonces todavía ciudadano austriaco. Muchos alemanes internados acababan de huir de la violencia nazi. Pero también hubo prisioneros de guerra alemanes, algunos de los cuales se quedaron después de la guerra. En septiembre de 1943, el padre de George Maduro, que da nombre a Madurodam, pidió a la reina Guillermina que intercambiara a su hijo por los alemanes internados en Bonaire. El gobierno no accedió a la solicitud. Después de la guerra, los cuarteles vacíos se convirtieron en el primer hotel de Bonaire: Zeebad.

Post Guerra

Después de la guerra, la economía de Bonaire siguió desarrollándose. El aeropuerto se reconvirtió a uso civil y el antiguo campo de internamiento se convirtió en el primer hotel de Bonaire. El holandés Pierre Schunck puso en marcha una fábrica de ropa conocida como Schunck's Kledingindustrie Bonaire, una solución parcial para el gran excedente femenino de la isla. En 1964, Trans World Radio comenzó a emitir desde Bonaire. Radio Netherlands Worldwide construyó dos transmisores de onda corta en Bonaire en 1969. El segundo gran hotel (Bonaire Beach Hotel) se completó en 1962. La producción de sal se reanudó en 1966, cuando las salinas fueron ampliadas y modernizadas por la Antilles International Salt Company, filial de la International Salt Company. Parte de las instalaciones se adentran en el mar Caribe y forman el popular lugar de buceo conocido como Muelle de la Sal. La terminal petrolera de Bonaire Petroleum Corporation (BOPEC) se inauguró en 1975 para el transbordo de petróleo

 
Visita real de la Reina Juliana y el Príncipe Bernardo en 1955

Las Antillas Neerlandesas, incluyendo Bonaire, se convirtieron en territorio autónomo de los Países Bajos en 1954, en el momento en que este país les garantizó económicamente el desarrollo de sus propios recursos con subvenciones. En enero de 1986 Bonaire pasó a ser un territorio del Reino de los Países Bajos, que ahora se compone de los Países Bajos, las Antillas Neerlandesas (Bonaire, Curazao, Saba, San Eustaquio y San Martín) y Aruba. Este hecho permitía que el desarrollo del turismo y de los otros recursos económicos quede en manos de las Antillas Neerlandesas, mientras que la defensa y asuntos exteriores son responsabilidad de los Países Bajos.

Municipio Especial

En el Referéndum constitucional de 2010, se acordó que el Reino de los Países Bajos, se componía de cuatro partes: Curazao, Sint Maarten, Aruba y los Países Bajos (que incluye a tres islas del Caribe: Bonaire, Saba y San Eustaquio). Es decir, Bonaire pasó de ser un territorio a ser un municipio especial dentro de los Países Bajos.

Aunque la separación estaba prevista para el 15 de diciembre de 2008, ésta se concretó el 17 de diciembre de 2010.[1]​ Como resultado, el gobierno de los Países Bajos asumió la tarea de la administración pública de los Países Bajos del Caribe o Islas BES, que comprenden Bonaire, San Eustaquio y Saba. Las tres islas adquirieron un nuevo estatus de "municipios especiales" (bijzondere gemeenten), lo que las convierte en parte de los propios Países Bajos, una forma de "organismo público" (openbaar lichaam) según el artículo 134 de la Constitución holandesa. Los municipios especiales no forman parte de una provincia.

Como municipio especial, Bonaire se parece mucho a los municipios holandeses ordinarios, ya que tiene un alcalde, concejales y un consejo municipal, y se rige según la mayoría de las leyes holandesas. La legislación antillana siguió en vigor después del 10 de octubre de 2010, con la excepción de los casos en que la ley antillana fue sustituida por la ley municipal de Bonaire. Se consideró que lo mejor para la isla era no introducir todo el cuerpo de legislación neerlandesa de una sola vez, ya que causaría confusión. Por lo tanto, la legislación neerlandesa se está introduciendo por etapas. Bonaire conserva su propia cultura, mientras que los residentes disfrutan de los mismos derechos que los ciudadanos holandeses, incluido el derecho a votar en las elecciones parlamentarias de los Países Bajos. Los residentes también tienen acceso a instalaciones nuevas o mejoradas y a beneficios gubernamentales que incluyen, entre otros, atención sanitaria universal; mejores instalaciones de atención sanitaria; mejores instalaciones educativas con formación adicional para los profesores, nuevos métodos de enseñanza y nuevos edificios escolares; viviendas sociales para personas y familias con bajos ingresos; un cuerpo de policía único, un cuerpo de bomberos y un servicio de ambulancias centralizados. Aunque las tres islas se consideran tierra de los Países Bajos, no forman parte de la Unión Europea, por lo que no están sujetas al Derecho de la Unión Europea. Se consideran un país y territorio de ultramar.

La organización no gubernamental de Bonaire, Nos Ke Boneiru Bèk ("Queremos que vuelva Bonaire"), está en contra de la actual relación constitucional con los Países Bajos. En referencia al referéndum de Bonaire de 2004, la organización opina que dicho acuerdo nunca fue la elección del pueblo. El ministro holandés de Asuntos Internos y Relaciones con el Reino, Ronald Plasterk, respondió a la organización confirmando que sólo los "Consejos Insulares de los Países Bajos del Caribe tienen autoridad para decidir sobre la celebración de un referéndum constitucional, no el gobierno holandés". En respuesta, la organización reunió más de 3.500 firmas en 2013 a favor de un nuevo referéndum. En una carta al ministro Plasterk, James Finies, presidente de Nos Ke Boneiru Bèk, solicitó un "nuevo referéndum en virtud del derecho de autodeterminación".

 
Atardecer en Bonaire

Plasterk respondió informando a Finies de que habían comenzado los preparativos para la evaluación de la estructura de la entidad pública para 2015, pero que un "posible cambio de las relaciones constitucionales no forma parte de esa evaluación" El nuevo referéndum tuvo lugar el 18 de diciembre de 2015. El 65% de la participación votó que no estaba contento con la relación actual entre Bonaire y los Países Bajos.[2][3]

Sin fecha de separación «Bonaire stemt tegen huidige band met Nederland». NRC (en neerlandés). Consultado el 6 de marzo de 2021.  «St. Martin News Network - The Conference on the Political Future of the Dutch-Administered Caribbean, Having met at Bonaire, West Indies on 1st December 2016». www.smn-news.com. Consultado el 6 de marzo de 2021. 
Fotografías por:
Bloemtara - CC BY-SA 4.0
Statistics: Position (field_position)
2133
Statistics: Rank (field_order)
630

Añadir nuevo comentario

Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.

Seguridad
713859462Haz clic/toca esta secuencia: 6626

Google street view